Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Cuando las estrellas del pop odian sus propias canciones


Es bien sabido que los artistas en algún momento de sus carreras hay canciones que suelen ser de mal agrado para ellos pero la para el publico se vuelve fan de esas melodías. Aquí te dejamos algunos artistas y sus canciones que ellos mismos odian.


Katy Perry - 'I Kissed a Girl'

En un catálogo de decenas o centenares de canciones, es lógico que a algún artista no le guste alguna de ellas. Lo raro es que lo admita en público. Y más raro aún es que se trate de un hit. Aquí va una lista con un buen número de cantantes que rechazan alguno de sus temas. En primer lugar, fue el single que lanzó al estrellato a Katy Perry en 2008: ‘I Kissed a Girl’. Más de una década después, los tiempos han cambiado y la cantante reconoce que la letra de la canción no ayuda a superar los estereotipos inútiles sobre sexualidad.

Britney Spears - 'Sometimes'

Britney Spears detesta su célebre éxito ‘Sometimes’. Se supo por un micro abierto traicionero durante su famoso Onyx Hotel Tour: “Nunca me ha gustado esa canción”.


Pete Townshend (The Who) - 'Pinball Wizard'

Este single es, desde 1969, un icono del Rock más potente que nunca se ha grabado. Ahora, su creador, Pete Townshend la calificó como “la pieza más torpe que he escrito nunca”. A pesar de ello, es su canción más icónica, como demostraron usándola para abrir su espectáculo de la Super Bowl en 2010.


Thom Yorke (Radiohead) - 'Creep'

Para mucha gente, ‘Creep’ está entre las mejores canciones de la historia. Para su co-creador, Thom Yorke, era “frustrante ser juzgado por una sola canción cuando sentíamos que teníamos que evolucionar”, afirmó a Rolling Stone. De hecho, la banda dejó de tocarla en directo durante mucho tiempo


TLC - 'Creep'

Cosas de la vida, las legendarias TLC también odiaban un tema propio llamado ‘Creep’. En su caso, estaban en contra de aplicar el ojo por ojo a una infidelidad pagando con otra. Ellas preferían seguir adelante y a otra cosa. Cómo se las echa de menos.


Mandy Moore - 'Candy'

No todo el mundo lo sabe pero la protagonista de ‘This is us’ fue una estrella teen de la canción y su éxito global, allá por 1999, se llamó ‘Candy’. La artista no sólo rechazó el texto del tema en una entrevista con Howard Stern, afirmando que “nunca entendía la letra”, sino que en 2006 llegó a rechazar de plano sus dos primeros álbumes. “Eran terribles. Si pudiera, le devolvería el dinero a todo aquel que comprara alguno de mis dos álbumes”. Honestidad brutal


Tina Turner - 'What's Love Got to Do with It'

A Tina Turner nunca le gustó esta canción, pero su manager, Roger Davies, le animó a hacerla suya y arrasó. Tres semanas en lo más alto del Billboard y el empujón que necesitaba allá por 1984 como solista, tras haber abandonado a Ike años antes.


James Blunt - 'You're Beautiful'

En 2005, un desconocido James Blunt arrasó en todo el mundo con una preciosa y sencilla balada cantada al desamor. El éxito fue tal que sonó, sonó y volvió a sonar en las radios de todo el planeta, hasta llegar a cansar a millones de personas. El propio cantante renegó de su gran éxito porque le colgó la etiqueta de autor “romántico suave”, cosa que aseguraba no era.


Kanye West - 'Gold Digger'

Allá por 2005, Kanye West no tenía la dimensión que tiene ahora como rapero, pero ‘Gold Digger’ le elevó a categoría de estrella y, de paso, le regaló unos cuantos Grammys. A pesar de ello, en 2013 reconoció en BBC Radio que “nunca me gustó esa canción pero sabía que me pagarían muy bien por hacerla”. Otro artista sincero.


Beastie Boys - '(You Gotta) Fight For Your Right (To Party)'

Este temazo de 1986 es una de esas canciones que animan cualquier fiesta pero, que en este caso, es odiada por sus creadores. El grupo creó este tema como parodia a la denominada ‘bro culture’ y la gente que la conforma. Por desgracia, acabó convertida en un himno de la gente a la que intentaba satirizar. Cómo sería su repulsa a la canción, que en un álbum recopilatorio llegaron a colocar una nota en el álbum calificándola de “basura”


R.E.M. - 'Shinny Happy People'

Junto a ‘Losing my Religion’, la canción más significativa de R.E.M. es rechazada de plano por su cantante y cara visible, Michael Stipe. “Es una canción afrutada escrita por niños. Si enviaran una canción al espacio para representar a R.E.M. hasta el final de los días, no me gustaría que fuera ésta”, confesó en 2016 en la BBC.


Bob Geldof - 'We Are the World'

Puede que estemos hablando de la canción más importante de la historia en lo que a significado social y altruista se refiere. La que en 1985 reunió a las estrellas más brillantes del panorama musical de todo el mundo con fines benéficos. Y a pesar de ello, Bob Geldof la califica como “una de las peores canciones de la historia” en una entrevista al Daily Mail.


Liam Gallagher (Oasis) - 'Wonderwall'

Que Liam Gallagher, hater profesional, odie una de sus canciones no sería noticia. Pero es que se trata de ‘Wonderwall’ (1995), su himno generacional y, quizás, la canción más importante de la historia del Brit Pop. Durante la presentación de ‘Dig Out Your Soul’, en 2008, el cantante aseguró que lo mejor del álbum era “no tener que cantar ‘Wonderwall’. No soporto esta canción”.


John Lennon - 'Let It Be'

Un genio como John Lennon no tenía problema en decir lo que pensaba y eso pasó con ‘Let It Be’. La canción más simbólica para sus tres compañeros, le parecía muy alejada del sonido Beatle habitual. “No sé qué estaban pensando cuando la escribieron”.


Miley Cyrus - 'Party in the USA'

Corría el año 2009, Miley Cyrus quería volar sin la etiqueta de chica Disney y le estaba costando lo suyo, pero llegó este single y arrasó. Dos años más tarde, en una fiesta en un local de Chicago, llegó a pedir al DJ que pusiera cualquier canción suya menos ‘Party in the USA’, según contó PageSix en su día


Lady Gaga - 'Telephone'

El exitazo que compartió Lady Gaga con Beyoncé arrasó en todo el planeta en 2010. Por desgracia para Gaga, no atravesaba uno de sus mejores momentos a nivel emocional y, claro, con el paso del tiempo ha acabado por relacionar ‘Telephone’ con aquella mala época. De ahí que no quiera saber nada de su temazo.


Bruno Mars - 'The Lazy Song'

Uno de los muchos pelotazos de Bruno Mars llegó en 2011 y, además, con un vídeo muy a su estilo. Pero la canción no le terminaba de convencer y así lo confesó en la radio australiana. “Ha resultado ser basura. Perdí seis horas en una canción que no iba a ningún sitio”.


Brian May (Queen) - 'Don't stop me now'

El guitarrista de ‘Queen’, Brian May, no estaba de acuerdo con la letra de la canción porque glorificaba el estilo de vida hedonista de Freedie Mercury, lo cual le parecía “peligroso” a su compañero, tal y como confesó en ‘Smooth Radio’. De hecho, tras la muerte del cantante, Brian May confesó que se hacía muy duro tocar una canción tan enérgica y divertida como ‘Don’t stop me now’


Guns'N Roses - 'Sweet Child O' Mine'

A pesar de ser su canción más exitosa, Slash siempre renegó de ‘Sweet Child O’ Mine’. La consideraba una “balada”, lo que se alejaba mucho del sonido original de la banda. Por desgracia para él, es uno de los temas más reconocibles del grupo.


Iggy Azalea

Curioso caso el de Iggy Azalea, quien ha confesado odiar muchas de sus canciones pero nunca ha señalado alguna en concreto. El motivo es que no le queda otra que seguir cantándolas para sus fans. Profesionalidad.


Bruce Srpringsteen - 'Blinded by the Light'

En un momento de la canción, The Boss pronuncia la palabra ‘deuce’ que suena muy parecida a ‘douche’ (idiota). Obviamente, los niños de finales de los 70 optaron por la versión más canalla y eso no terminó de gustar al cantante.


Selena Gómez - 'Come & Get It'

“Era joven y estaba buscando un éxito”, confesaba Selena Gómez a Popcrush en 2016. Ese éxito llegó tres años antes con ‘Come & Get It’, su primer single en llegar al Top 10 del Billboard. ¿El problema? “Suena a una canción rechazada por Rihanna”. Que es exactamente lo que era. Eso sí, Selena Gómez reconoce que el single fue clave para su carrera


Lorde - 'Royals'

Lorde apareció en el panorama musical allá por 2013 con un potente temazo llamado ‘Royals’ que arrasó y la convirtió en estrella al momento. El problema es que para Lorde la canción era un “desastre. Las melodías no son buenas ni cool”, confesó en Fuse TV. La cosa empeoró cuando la artista comenzó a ver covers de su canción realizados por otros cantantes, que ella consideraba superiores a su original.


Pharrell Williams - 'Blurred Lines'

Pharrell compartió éxito con Robin Thicke, en una tema cuyo vídeo también lanzó al estrellato a una imponente y poco vestida Emily Ratajkowsky. La polémica no tardó en llegar y mucha mujeres le afearon a Pharrell el mensaje que se lanza en la letra de esa canción. Así que tomó nota y, desde entonces, ha cuidado mucho más lo que cuenta en sus historias.


Sam Smith - 'Money in my Mind'

Directo al número uno fue este temazo de Sam Smith que, sin embargo, no era del agrado del cantante. Sam Smith quería algo más melódico y elegante, pero la productora le instó a grabar algo más bailable. Lo hizo pero a regañadientes.


Justin Bieber - 'Beauty and a Beat'

Por suerte para el cantante canadiense, tiene éxitos para regalar, por lo que se puede permitir odiar uno de ellos. Eso sí, a Nicki Minaj (con quien interpretó este tema) no le hará mucha gracia. Y eso que Justin Bieber aseguró que no tuvo problemas con ella, pero que “sencillamente no sentía la canción. Nunca me gustó. Era música de moda en 2016 pero nunca he sido fan de este tema”, confesó en una entrevista en The Bert Show.


Bono (U2) - 'Where the Streets Have No Name'

Uno de los temas más icónicos de U2 es rechazado de plano por su cantante, Bono. ¿El motivo? Según confesó en WENN, la letra le parece “bastante tonta”.


Cher - 'Believe'

El regreso discotequero de Cher a finales de siglo ha sido uno de los mejores resurgimientos de la historia. Su ‘Believe’ se convirtió en un himno instantáneo, pero no fue oro todo lo que relucía. Tuvo tremendas peleas con su producto, además de odiar mucho el Autotune que le aplicaron. De hecho, Cher rechaza casi todo su repertorio de esa época


Ariana Grande - 'Put your Hearts up'

A día de hoy, Ariana Grande controla todo el proceso de creación de su música. En 2011 no era así y con su primer sencillo. “Estaba dirigida a niños y parecía poco auténtica y muy falsa”, confesó en 2014 a Rolling Stone. De hecho, recordó la grabación del tema “como el peor momento de mi vida”.


Madonna - 'Like a Virgin'

La Reina del Pop ha acabado por odiar el que es, quizás, su tema más relevante. Arrasó en 1984 y no fue hasta 2008 cuando Madonna confesó a People no estar segura de querer volver a cantarla. Eso sí, le puso precio: “Si alguien me paga 30 millones de dólares o algo así…”. ¿Alguien duda que se los habrán ofrecido ya en alguna ocasión?


90 visualizaciones0 comentarios