top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

¿Qué es un ictus y qué puede provocarlo?


El ictus es una enfermedad aguda que afecta a una de cada seis personas, es la primera causa de discapacidad y la primera de mortalidad entre mujeres, la tercera entre hombres.


También se lo conoce como derrame cerebral, infarto cerebral, embolia, trombosis, accidente cerebro vascular y apoplejía. Mientras que su origen se presenta a través de una alteración repentina de la circulación de la sangre en el cerebro.

Entonces, cuando se interrumpe el flujo sanguíneo en el cerebro o cuando se rompe una arteria del mismo, se diagnostica esta enfermedad. Cuando se produce este coágulo, es vital el tiempo de respuesta para que no se vean comprometidas funciones cognitivas, motoras o sensitivas.


Frente a este cuadro, según expertos, por cada minuto que pasa sin riego en la zona afectada por el ictus, se mueren dos millones de neuronas.


En consecuencia, habrá que tomar medidas suficientes para evitar el derrame cerebral ya que algunas causas son modificables y otras no. Por lo tanto, dentro de los factores de riesgo que pueden llegar a provocar un ictus y que se pueden controlar o incluso evitar están el consumo de alcohol –muy frecuente en jóvenes- y el hábito de fumar.


Además, especialistas sostienen que tener el colesterol en valores altos, padecer diabetes o tener un cierto grado de resistencia a la insulina, la hipertensión arterial, el sedentarismo y la obesidad, también serán causas que dañarán al cerebro.


Mientras que por otro lado, entre los factores de riesgo que no se pueden controlar encontramos a la edad, es por ello que se cree que el derrame cerebral afecta a adultos mayores. Sin embargo, esta causa no es exclusiva de la afección que sufrirá el cerebro, ya que también se presentará en adultos y jóvenes.


Para intentar reducir los riesgos de sufrir un derrame cerebral, especialistas aconsejan consolidar una dieta sana, hacer deporte y actividades físicas de forma habitual. Además, será fundamental para evitar el ictus y posibles daños al cerebro: controlar el peso y la presión arterial, al mismo tiempo que el colesterol y la glucosa en sangre.

199 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page