top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

"¿Puedo evitar tener nietos favoritos?"


Como hijos es común escuchar a los padres decir que no tienen a un hijo preferido, pues afirman que el amor que sienten es igual por ambos y el trato es el mismo.


Sin embargo, con otros lazos familiares la historia puede ser totalmente diferente, ya que ellos sí pueden reconocer que algunos miembros de la familia le caen mejor que otros y eso se comprueba con la interacción diaria.

Este es el ejemplo de una abuela que, preocupada por tener nietos favoritos, se acercó al foro virtual de Carolyn Hax en busca de consejos.


De acuerdo con la confesión de la mujer, con estas recomendaciones busca romper el patrón de su madre, quien sí llegó a demostrar tener preferencia y hacia ciertos familiares.


"Mi madre definitivamente tenía favoritos entre sus nietos: los hijos de mi hermano eran primeros y los míos eran para último momento. Me dolió profundamente, y aún me duele pensar en ello, y ella falleció hace cinco años", explicó a los lectores del foro.


Por supuesto, en su declaración detalló que siempre pensó en mantenerse alejada de este patrón, a pesar de ello no ha logrado cumplirlo del todo, pues actualmente se encuentra en circunstancias similares dándole mayor apoyo y cercanía a algunos de sus nietos, mientras que a otros no.


"Juré que nunca tendría favoritos entre mis propios hijos o nietos. Pero luego la hija 1 se mudó al extranjero, mientras que la hija 2 regresó a nuestra ciudad natal. Veo a los niños de H2 al menos una vez a la semana, a veces más, para cenas/salidas familiares", agregó.

Por el otro lado, "veo al hijo de H1 una vez al año, como máximo, y no lo vi en dos años, gracias al cierre de fronteras por Covid. Hablamos por Skype semanalmente, pero no es lo mismo", dijo al señalar que esta situación la hace sentir culpable, pues la interacción con sus otros nietos es más cercana: "Me siento mucho más cerca de los niños de H2: conozco a sus amigos, voy a sus juegos, veo las obras de teatro de su escuela".


Aunque la mujer reconoce que es normal, afirma odiarse porque "sé lo mucho que me dolió sentir que mis hijos eran los segundos", por lo que ahora busca consejos en el foro para saber si es una situación inevitable o si podría hacer más de su parte para "equilibrar" la interacción con sus nietos.


Lectores responden: No hay que confundir "favoritos" con la cercanía

Sobre la historia anterior los miembros del foro de Carolyn Hax tranquilizaron a la abuela y le trataron de hacer ver que está confundiendo tener nietos favoritos con estar más involucrada con una parte de la familia gracias a la cercanía actual; mientras que la distancia impide que esté cerca de su otro nieto.


"Tener favoritos generalmente implica trato preferencial, atención, dar o negar amor, etc. Es comprensible que esté más involucrado con los hijos de su H2 porque simplemente tiene más oportunidades, por lo que, por supuesto, está más cerca y es más activo con ellos. Esa cercanía trae más oportunidades para amarse. ¡Esta bien!", advierte un usuario.


Asimismo hay quienes señalan que es "poco saludable" tratar de crear una igualdad entre todos los hijos de sus hijas, ya que esa no es una posibilidad actual y que por el momento sólo puede "mantenerse en contacto con frecuencia, aumentar el tiempo de las videollamadas y ver a los niños de H1 con la mayor frecuencia posible".


Por su parte, una madre de familia que se encontró en una posición similar detalló que ella se llevó a sus hijos al extranjero y que que su hermana e hijos vivían muy cerca de la abuela, lo que les facilitaba estar cercanos a ella. "Mis hijos y yo nunca sentimos que mi mamá tuviera favoritos. Claro, ella estaba más presente para los hijos de mi hermana. Pero mi mamá se aseguró de conocer a mis hijos y se interesó en todo lo que hacían, incluso desde lejos", explicó.


"El amor no necesita presencia física diaria. Necesita una expresión sincera de interés y atención siempre que sea posible. No creo que tengas favoritos. Solo necesita trabajar para conocer mejor a los otros nietos. ¡Apuesto a que ellos también son niños increíbles!", advierten.


Otro testimonio más destaca: "Soy la hija que vive a un viaje en avión de mis padres, mientras mis hermanos viven cerca de ellos. Observo desde lejos cómo mis padres cuidan a mis sobrinos, asisten a las obras de teatro de la escuela, se presentan a todos los partidos y son parte de sus vidas de una manera que nunca ha sucedido con mis hijos.


Duele, pero me duele más a mí que a mis hijos porque no saben lo que se pierden. Pero no importa cuánto duela, tampoco hay una solución fácil. No vivimos tan lejos porque no quiero estar cerca de mi familia, sino porque aquí es donde están nuestros trabajos, en industrias que desafortunadamente no tienen ubicaciones cerca de mi casa".


Un usuario más agregó que es normal no tener esa cercanía cuando "no estamos tan cerca de las personas que no comparten nuestra vida cotidiana". Aunque entre las recomendaciones a la mujer destaca el intentar viajar más seguido para visitar a su otro nieto. "La única solución para la falta de proximidad es pasar más tiempo juntos. Nunca será suficiente superar la distancia, pero ayudará".


"La proximidad no te hace más cercano, pero la comunicación con tus nietos sí", comentó un abuelo que se encuentra en la misma situación y que afirmó que para romper la distancia siempre envía regalos a sus nietos, les hace llamadas, los ayuda con las tareas y proyectos escolares por FaceTime.

177 visualizaciones0 comentarios

留言


bottom of page