top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

La vida loca de Elton John


Más de 60 años de carrera, alrededor 30 álbumes de estudio, más de 300 millones de copias vendidas en todo el mundo, infinidad de números uno, más de 4.000 conciertos, innumerables premios y reconocimientos…


Los éxitos de Elton John (Pinner, Middlesex, Reino Unido, 1947) son con los que cualquier artista sueña con alcanzar, pero, en lo personal, la vida del artista británico ha sido muy dura, tal y como se recoge en su película biográfica, 'Rocketman'/ /(2020).

Antes de los 4 años ya tocaba de oído canciones de la radio y gracias a su talento consiguió una beca para estudiar en la Royal Academy of Music. Pero sus comienzos como músico no fueron fáciles. A los 15 años trabajaba en el bar de un hotel e interpretaba los temas que le pedía la clientela. Con las propinas se compró un piano eléctrico.


Le animaron a dedicarse a la música su abuela y su madre, Sheila Eileen, su gran apoyo en sus inicios.


Desde que era niño, Elton John sufrió la falta de cariño de sus progenitores, lo que sin duda le ha marcado el resto de su vida. En un artículo escrito por él mismo y publicado en The Guardian, cuenta cómo de dura fue su infancia por culpa de la relación de sus padres: “Mi papá era estricto y distante y tenía un temperamento terrible; mi madre era discutidora y propensa a los estados de ánimo oscuros. Cuando estuvieron juntos, todo lo que puedo recordar son silencios helados o gritos. Las broncas generalmente eran sobre mí, sobre cómo me criaban”.


La manera que Elton John tenía de escapar de aquella situación era encerrarse en su habitación con su colección de discos y cómics, dejándose llevar en un mundo imaginario y fantaseando con que era Little Richard, Ray Charles o Jerry Lee Lewis.


A lo largo de su vida, la relación con su padre, Stanley Dwight, que servía en la Real Fuerza Aérea Británica, estuvo marcada por la frialdad de su progenitor. “Nunca me dijo que me quería, nunca me abrazó y nunca vino a verme actuar. Le habían enseñado que el amor tenía límites, que no lo tenías que demostrar en público. Ni siquiera en privado. Y si tu hijo no es como tú, si es muy diferente a ti, entonces suprimes ese amor y no lo expresas”, dijo Elton John sobre su padre en una ocasión ante alumnos de la Universidad de Oxford.


Sus padres se divorciaron cuando él tenía 13 años y ambos rehicieron sus vidas. Su madre se casó con Fred Farebrother, un decorador de interiores, y su padre con una técnica de laboratorio de nombre Edna. Con ella tuvo dos hijos y uno de ellos, Geoff Dwight, que no mantiene relación con su famoso hermanastro, se mostró especialmente molesto por la imagen que se muestra de padre en 'Rocketman'. "Es cierto que era un producto de su tiempo, de una época en la que los hombres no se abrazaban o expresaban constantemente sus sentimientos, pero él siempre nos mostró un montón de cariño”, dijo en declaraciones al Daily Mail.


Durante los últimos años de la vida de su progenitora, Elton John se mantuvo alejado de ella. ¿El motivo? Según confesó la propia Sheila Forebrother en una entrevista concedida en 2015 al Daily Mail, el despido de dos de los colaboradores más cercanos del cantante: Bob Halley, su chófer y asistente personal, y John Reid, su mánager y amante en el pasado.


Tras estos despidos de sus colaboradores, al parecer, Elton John le pidió a su madre que cortara toda relación con ellos, a lo que ella se opuso, pues mantenían muy buena relación y en el caso de Bob, lo consideraba como un hijo. "Me dijo que quería más a Bob que a su propio hijo, y yo le contesté que él quería más al elemento con el que se casó (refiriéndose al cineasta canadiense David Furnish, su actual marido) que a su propia madre”. Él entonces le colgó el teléfono y fueron sus últimas palabras durante mucho tiempo. Estuvieron siete años sin hablarse.


La reconciliación llegó en 2017. No obstante, ocho meses después ella falleció, sin dejar tiempo para que ambos volvieran a disfrutar del tiempo perdido.


El mismo año de la muerte de su madre, Elton John también estuvo a punto de morir a causa de un cáncer de próstata que le fue descubierto en una revisión rutinaria.


Le operaron y la cirugía fue un éxito, pero contrajo una infección por la que casi muere. "Estuve despierto toda la noche, preguntándome si iba a morir”, reconoce el cantante en su autobiografía 'Yo: Elton John', lanzada en octubre de 2019.


“Los médicos le dijeron a David que me quedaban 24 horas de vida. Si la gira por Sudamérica hubiera durado un día más, estaría muerto", cuenta. Al cabo de casi dos semanas, le dieron el alta y pasó en su casa cerca de dos meses recuperándose.


Aunque ahora es un firme abanderado del colectivo LGTB, no siempre pudo mostrarse tal y como realmente se sentía. Se declaró bisexual en 1976 en Rolling Stone y llegó a casarse con Renate Blauel, una ingeniera de grabación, el 14 de febrero de 1984. En 1988, tras divorciarse de Blauel, confesó en Rolling Stone que en realidad era gay.


“Quería ser un buen marido sobre todas las cosas, pero al negar quién era realmente le causé tristeza a mi esposa, y una enorme culpa y arrepentimiento a mí mismo”, escribió hace un tiempo en Instagram.


También es un referente en la lucha contra el VIH y famosa es la fiesta que ofrece cada año al finalizar la gala de los Oscar para recaudar fondos para esta causa. No en vano, por culpa del SIDA perdió a muchos amigos, como Freddy Mercury o Ryan White, un joven estadounidense de 18 años que se contagió por una transfusión de sangre.


La represión en cuanto a sus impulsos sexuales en la adolescencia, hizo que posteriormente el cantante se viera inmerso en relaciones tóxicas protagonizadas por la lujuria, las drogas, el alcohol y los desórdenes alimenticios.


Según el que fuera por un tiempo su representante y amante, John Reid, Elton John nunca había tenido una verdadera adolescencia sexual, por lo que quiso vivirlo todo de golpe.


Hablar de Elton John es hablar de excesos, pelucas, lentejuelas y looks extravagantes, pero la realidad es que todo ello era un intento de huir de sí mismo, ya que no era realmente feliz y no se gustaba a sí mismo.


Todo ello le llevo a que, en 1975, en la cima del éxito, y en mitad de una fiesta en la que estaban muchos de sus familiares y amigos, en su casa estadounidense, apareció vestido con un túnica de felpa y dijo a los invitados que se había tomado 60 pastillas de Valium y que estaba a punto de morir de sobredosis.


El cantante se tiró a la piscina con la intención de morir ahogado, pero los asistentes a la fiesta consiguieron sacarlo y los servicios médicos le hicieron un lavado de estómago.


“Fue el estrés, no había parado de trabajar durante cinco años”, reconoció el cantante respecto a este episodio en una entrevista concedida a Daily Telegraph en 2010.


Durante muchos años, Elton John fue adicto a varias sustancias. Y en el pasado confesó a la revista Neon que cuando sobrevuela los Alpes y ve esa gran cantidad de nieve, siempre piensa que es probable que haya inhalado esa misma cantidad de sustancias prohibidas.


“Yo no me consideraba un drogadicto. Creía que esos eran los que se clavaban agujas en el brazo, pero en realidad yo era el mayor yonqui. Estuve muy cerca de morir”, declaró en el pasado en el programa Life Stories.


En 1990 decide entrar en una clínica de rehabilitación para librarse de su adicción a las drogas y al alcohol y vuelve a los escenarios absolutamente renovado. Desde entonces no ha vuelto a beber.


En los últimos años, se ha centrado más en su faceta de hombre de familia. Una familia que ha formado junto a su marido, David Furnish, y sus hijos, Zachary (2010) y Elijah (2013).


Elton John ha confesado en su autobiografía que al principio no quería ser padre porque se veía muy mayor y pasaba mucho tiempo de gira, pero tras conocer a dos niños de un orfanato de Ucrania, todo cambió.


Elton John y su marido, con el que contrajo matrimonio en 2014 tras 20 años de relación, intentaron adoptar a estos dos hermanos de un orfanato ucraniano de niños portadores de VIH, pero finalmente no lo consiguieron, ya que la ley ucraniana no les permitía adoptar a parejas homosexuales. Además, tampoco permitía hacerlo a personas mayores de 45 años. Él tenía 62 y su marido 47. Fue entonces cuando se decidieron a recurrir a la gestación subrogada.


En 2018 inició su gira de despedida, 'Farewell Yellow Brick Road', que terminó en 2020 por los cinco continentes, con más de 350 conciertos para repasar sus grandes éxitos.

78 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page