top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

¿Gordofobia?: la complejidad de estar siempre en el “peso ideal”


En el momento histórico en el que estamos resulta absurdo que el ideal de belleza del occidente sea una mujer con la cintura pequeña y las caderas grandes, ¿será porque hay una memoria inconsciente evolutiva que nos lleva a pensar que eso es atractivo?


¿Por qué la revista Marie Claire decide poner en su portada a la comediante Michelle Rodríguez? Este mes la popular revista dedicó su número al “Self Love Project” , el cual promueve el bienestar físico, emocional y mental, desde la fortaleza interior y el amor a sí mism@.


Body Positive: amor y aceptación

La frase favorita de la también actriz, Michelle Rodríguez dice: “aborda tu cuerpo desde la neutralidad”, proviene del movimiento “Body Positive”, que inició hace unos 12 o 15 años en Estados Unidos y en Europa y que se extendió al mundo entero.


Un movimiento donde la positividad corporal plantea que la diversidad es natural. Diversas formas corporales en el mundo y la importancia de amar el propio cuerpo sea como sea, sin permitir que el estado, el mercado y la sociedad opinen sobre la propia percepción del cuerpo.


Desde esa militancia tiene sentido presentar a Michelle Rodríguez. Hecho que dio lugar a muchas reacciones, algunas de ellas condenables y muchos aplausos a la revista y a la standupera.


¿Odio a las curvas?

Las críticas se enmascararon en una presunta preocupación por la salud física de Michelle, es decir, un poco transmitiendo que tener obesidad es un riesgo de salud y que la revista promueve dicho padecimiento entre la población, al poner a una mujer obesa en su portada.


Entonces, surgió un debate sobre la obesidad y sobrepeso y su relación con las narrativas de moda.


En los últimos años, con la revolución digital se creó una narrativa sobre la autenticidad, es decir, muchas personas particularmente mujeres reivindicaron su autenticidad, como un tema relevante de la agenda feminista.


De modo que el pensamiento colectivo es: el Estado no se puede meter con mi cuerpo, el mercado no se puede meter con mi cuerpo; así como no me van a decir con quién me puedo acostar o de quién me puedo enamorar o con quién me puedo casar, así como no me van a decir en qué puedo trabajar o en qué puedo pensar, así tampoco me van a decir cómo tiene que ser mi cuerpo.


Lidiar con la obesidad

Eso tiene mucho que ver también con lo difícil que había sido durante todos estos años comunicar la obesidad como problema de salud. El discurso es todos los cuerpos valen, todos los cuerpos son hermosos, sé bella y sé feliz te veas cómo te veas.


Aquí también hay una reivindicación de clases, hay una reivindicación de la viabilidad de una belleza con dimensiones distintas a los habituales, pero también de una belleza de un origen socioeconómico distinto a las mujeres que habitualmente ocupan las portadas de las revistas de moda y eso es extraordinariamente valioso e importante.


Marie Claire, al poner a Michelle Rodríguez en su portada, llevó a problematizar el problema de la representación de los cuerpos femeninos en las narrativas culturales y de comunicación, pero también de las políticas públicas para el combate la obesidad y de la construcción de la narrativa de la obesidad en el occidente contemporáneo.

227 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page