top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

Focas en peligro de extinción


Las focas son mamíferos marinos, al igual que las ballenas, los delfines, las marsopas, las morsas, los manatíes o el oso polar. Y, de hecho, la cuarta parte de los mamíferos marinos está amenazada.


En el Mediterráneo, la foca monje del Mediterráneo está amenazada de extinción según los criterios de la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza).

Cabe señalar que no todas las focas del mundo están en peligro de extinción. De hecho, las poblaciones de algunas especies están aumentando, como es el caso de la foca gris. Lo que sí es generalizado es la destrucción del hábitat donde viven estos animales, algo a lo que habría que poner remedio sin más dilación.


Como hemos mencionado en la introducción, existen poblaciones de focas que no están en peligro de extinción. Aún así, muchas otras sí que lo están.

Dichas focas en peligro de extinción son:

  • Foca capuchina, (Cystophora cristata): gracias a su cuerpo robusto y grande y su actitud agresiva, estas focas se imponen ante las demás. En 2006 se estimaba que la población mundial de esta foca en peligro de extinción era de 592.100 individuos, por lo que se encuentra en estado vulnerable.

  • Foca del Caspio, (Pusa caspica): se trata de una especie que se encuentra en estado de peligro amenazado desde 2008. De hecho, el número total de esta foca en peligro de extinción ha disminuido hasta un 90% y hasta 2017 se contaron menos de 70.000 focas del Caspio.

  • Foca monje hawaiana, (Neomonachus schauinslandi): es otra de las focas en peligro de extinción, y es que actualmente se estima que quedan unas 1.100 en las islas de Hawái. Se encuentra en peligro crítico de extinción.

  • Foca monje del mediterráneo, (Monachus monachus): de esta foca en peligro de extinción actualmente tan solo quedan entre 350 y 450 ejemplares. Aun así, ha pasado de estar en peligro crítico de extinción a simplemente peligro de extinción.

Existen diversos factores que contribuyen a que las focas estén en peligro de extinción. A continuación, vamos a comentar algunos de ellos, y los más importantes, para que puedas comprender más sobre el tema.

Derrames de petróleo

El primero de los motivos por los que las focas están en peligro de extinción son los derrames de petróleo. Si se produce un vertido, los voluntarios recogen a las focas manchadas y las limpian lo antes posible, ya que su vida corre peligro. Después, las mantienen alejadas del lugar hasta que el ecosistema sea lo suficientemente sano para ellas.

Pesca de arrastre y caza furtiva

Debido a la pesca de arrastre, la caza furtiva y comercial de las focas, sus poblaciones están disminuyendo en gran medida. Además, muchas de las focas quedan atrapadas y enredadas en las redes de pesca. Por otro lado, la ingesta de comida de una foca es muy elevada, ya que comen entre el 5 y 10% de su peso. Por este motivo, de manera directa (debido a la caza) o de manera indirecta (debido a la falta de peces), la pesca perjudica a las focas. Estos factores explican por qué las focas están en peligro de extinción.

Contaminación acústica y del mar

Tanto la contaminación acústica como del mar son otro de los motivos por los que las focas están en peligro de extinción. Dicha contaminación acústica por parte de los sonar militares o sismográficos provoca que las focas se vean afectadas en cuanto a su comportamiento, ya que pueden tratar de huir de su hábitat por el incesante ruido. Por otro lado, el aumento de residuos en las aguas marinas provoca una pérdida de la biodiversidad, además de cambios fisiológicos en las especies marinas.

Cambio climático

Se trata de uno de los mayores problemas a nivel mundial, no solo respecto a la disminución de las poblaciones de focas. El cambio climático y sus efectos conlleva un aumento del deshielo terrestre. De hecho, la Tierra ha disminuido 28.000 millones de toneladas de hielo en los últimos 30 años. De esta manera, se produce también una pérdida del hábitat de las focas.

Golpes con las embarcaciones

La última de las causas por la que las focas están en peligro de extinción es los golpes con las embarcaciones. El hecho de que estas embarcaciones ocupen un lugar en su hábitat, hace que se sientan invadidas. No están acostumbradas a su presencia y no saben por dónde pueden ir. Por ello, y debido a los golpes, muchas de ellas mueren.

Hay que tener en cuenta que las focas son especies difícil de recuperar si se pierden porque sólo tienen una cría al año y se calcula que el 15% no llega a la edad adulta. Por tanto, si la población se reduce es muy difícil que vuelva a aumentar, aun con programas que tengan como objetivo recuperar la especie.

Así, la conservación de las focas, más que ninguna otra especie, tiene que conseguirse con la prevención y con la conservación de sus hábitats. La foca monje del Mediterráneo es un claro ejemplo de ello. Vive en la costa de África y se calcula que sólo sobreviven medio millar de ejemplares. Más de dos terceras partes murieron por un virus en 1997.

Desde entonces, se protegen y se intenta recuperar la especie, pero no es fácil. La población aumenta muy lentamente. Algunas comunidades locales cazan focas para consumir su carne.

Algunas organizaciones luchan para conservar las diversas especies de focas que hay distribuidas por todo el mundo. Además, llevan a cabo programas educativos para las escuelas con el objetivo de enseñar a los más jóvenes la importancia de conservar a estos animales.

305 visualizaciones0 comentarios
bottom of page