top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

DLD hace un recorrido por sus vivencias con su nuevo disco ‘Ocho’


Tras su concierto sold out en el Palacio de los Deportes que fue todo un éxito, y después de anunciar su presentación en el Auditorio Nacional para el 17 de septiembre, el grupo mexicano DLD presenta por fin su álbum Ocho, un disco con el que la banda recorrió su propia historia experimentando en el estudio.


Un álbum que marca muchas de sus vivencias, emociones y tristezas, pues este material vería la luz en 2020, sin embargo la pandemia pausó todos sus planes; después de asumir que no lo presentarían, se adentraron a escribir nuevas canciones.

“Este disco proviene de varios lugares: no pudo ver la luz por pandemia y no pudo salir como estábamos acostumbrados a sacar un disco; tuvimos un poco de frustración, después de que pasamos por todo este espectro de aceptar lo que estaba ocurriendo, ahora presentamos Ocho”, mencionó Francisco Paco Familiar, vocalista de la banda de rock.


Édgar “Pigey” (Bajista) y Erik Neville (guitarrista) compartieron que tuvieron que desaprender para reaprender, con los constantes cambios que tiene la vida se fueron reinventando internamente para entender el movimiento en su día a día.


“La reprogramación del camino, de alguna manera la evolución y el éxito no siempre te lleva a un crecimiento, hay otros factores que tienen que estar presentes; para nosotros es muy valioso todas las lecciones que hemos aprendido en el camino: te dan experiencia que puedes aplicar con todo lo que tenemos”, mencionó Paco.


“Como vemos la vida por discos, nos tocó vivir la época del cd, cuando era más complicado; ahora todo mundo tiene su música en el celular; el marketing es bien diferente, es darle play, también hay complicaciones con música en exceso, y tiene su onda, en vez de verlo con recelo, te anima a otras cosas, a salir de esa zona de confort”, añadió Erik.


También se tuvieron que adaptar a los cambios musicales, ya no había más discos físicos, sino lanzar sencillos para llevar en una sola aplicación, eso al principio fue difícil para la banda que lleva más de 30 años en el mercado; ahora entienden de mejor manera como es adentrarse a lo nuevo.


“La vida te va a enseñando, la forma de ser está implícito, volver a involucrarnos con esas energías son cosas bien fuertes que tienen que ver con el desapego”, mencionó Pigey.


“La tecnología, todo lo que ocurre, se siente muy padre cómo vamos hacia el futuro con todo, comprometiéndonos en ese sentido; es divertido, empezamos haciendo redes sociales, es divertido lo gozamos en verdad”, dijo el bajista.

Una historia

La banda mexicana se ha reconstruido varias veces desde que iniciaron en 1998, su nombre que en un principio era Dildo, lo cambiaron a lo que se conoce hoy en día como DLD, años después con su disco Primario, llegaron los reconocimientos al Grammy Latino: estuvieron nominados a Mejor Álbum pop/rock en 2013 y se han presentado en diversos festivales.


“Ha sido parte fundamental en la carrera de la banda tratar de construir. Han sido muchísimos años, que te llevan a aprender un poco de todo; el camino ha sido bien importante, hemos sido muy fieles a nuestra bandera, nuestros ideales, eso nos ha llevado hasta donde estamos hoy. No somos la más importante pero somos una banda respetada, la gente nos quiere porque creo que somos igual de respetuosos con ellos, evidentemente los shows son la estrellita en la frente, la cereza del pastel; ahí se culmina todo el trabajo, el escenario es el momento más importante para nosotros”, mencionó Neville.


“Hay muchas lecciones que van a ser bien duras va a ser devastador en la vida; es volver a aprender y seguir adelante y volver a ver la vida con alegría”, añadió el guitarrista.

Paco por su parte también ha tenido diversos aprendizajes con lo que ahora convive: “He tenido que aprender a escucharme más fuerte, la música es el derivado de tu ser, eso a donde quieres llegar con este viaje musical, a veces es fácil, el tratar de darle gusto a todos, donde el trabajo se puede distorsionar, tuve que desaprender”.

222 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page