top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

Disfunción eréctil: Colesterol alto sería el responsable


Uno de los problemas más comunes entre los hombres mayores de 40 años es la disfunción eréctil, misma que no sólo puede afectar su vida sexual, sino también incluye una larga lista de problemas que van desde la salud con la presencia de enfermedades, estrés, de inseguridades y baja autoestima, hasta llegar a dañar la relación con la pareja.


Aunque muchas personas suelen relacionar la impotencia sexual con la edad, lo cierto es que hay varias razones que la pueden detonar.

Aunque la impotencia sexual puede presentarse en varias etapas de la vida y ocasionalmente sin causar mayor preocupación, en otros casos se suele relacionar con problemas de salud, como es el caso de las enfermedades cardíacas.


De hecho, una de las primeras señales de alerta es tener el colesterol alto, pues entre la larga lista de complicaciones que existen a causa de esta afección, también se le suma la disfunción eréctil, ya que para que haya una erección se ven involucrados los vasos sanguíneos, que es donde se almacena esta sustancia.


Colesterol alto, diabetes y las otras enfermedades relacionadas a la impotencia

Pero antes de iniciar con los detalles que pueden ocasionar este problema masculina es importante recordar que la disfunción eréctil "es la incapacidad para lograr y mantener una erección lo suficientemente firme como para tener relaciones sexuales", destaca Mayo Clinic.


Y cuando se trata de un problema recurrente es cuando viene la preocupación de los pacientes y las afectaciones en su vida privada, así como en las afectaciones de salud.


De acuerdo con los expertos, tener impotencia sexual también es un señal de alerta ante la posible presencia de alguna afección médica que necesite tratamiento, además de ser un factor de riesgo de enfermedades cardíacas.


Es por ello que al presentar este problema se debe buscar asesoramiento médico tanto para mejorar la vida sexual, como para prevenir complicaciones a causa de otros padecimientos que podrías estar descuidando al centrar toda la atención en lograr una erección.


Como advertíamos, el colesterol alto es una de las principales razones por las que un hombre puede presentar problemas para lograr una erección y es que se trata de un "proceso complejo que involucra al cerebro, las hormonas, las emociones, los nervios, los músculos y los vasos sanguíneos"; recordemos que esta sustancia se almacena en la sangre y aunque es necesaria para varias funciones del cuerpo, cuando excede los niveles adecuados se forman depósitos grasos en los vasos sanguíneos que van aumentando su tamaño hasta que complican el flujo de la sangre.


Así que al preocuparte por la disfunción eréctil y al visitar a tu médico, lo más seguro es que te pida realizarte estudios para determinar cuál es el factor que está ocasionando la impotencia, ya que de no atenderse afecciones como el colesterol alto también existe el riesgo de un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.


Entre otras de las razones por las que los hombres pueden llegar a presentar problemas sexuales se incluye una larga lista de factores físicos, sobre los que Mayo Clinic destaca las enfermedades cardiacas, ateroesclerosis, presión arterial alta, diabetes, obesidad o el síndrome metabólico, esta última es la mezcla de un "aumento de la presión arterial, niveles altos de insulina, grasa corporal alrededor de la cintura y niveles altos de colesterol".


Claro que no es lo único que puede detonar la disfunción eréctil, pues también se sabe que otras afecciones que requieren mayor atención médica pueden provocar impotencia, como es el caso del Parkinson, esclerosis múltiple y enfermedad de Peyronie; mientras que aquellos pacientes que toman medicamentos o están bajo algún tratamiento deben consultar a su médico sus inquietudes, ya que algunos efectos secundarios se relacionan a este problema, incluyendo aquellos contra el cáncer de próstata o el agrandamiento de la próstata.


Por otro lado, también es importante recordar que los hábitos diarios pueden llegar a afectar, uno de ellos es el fumar tabaco, pues con él también se "limita el flujo de sangre a las venas y arterias; con el tiempo, puede provocar afecciones médicas crónicas que conducen a la disfunción eréctil".


Asimismo, las drogas y el alcohol pueden ser un factor de riesgo; mientras que en trastornos psicológicos destaca el estrés, ansiedad y depresión.


Así que al preocuparte por no lograr una erección y que el problema sea recurrente, debes visitar a tu médico para mejorar no sólo tu salud sexual, sino también física y prevenir o controlar enfermedades que muchas veces son la principal causa de la impotencia.

55 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page