Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Diferencia entre leopardo, guepardo y jaguar


El leopardo, el guepardo y el jaguar son grandes felinos y pueden parecer bastante similares si no se presta un poco de atención a algunos detalles. De hecho, quizá son los tres grandes felinos que más confundimos y, por ello, muchas personas buscan información para conocer bien la diferencia, como el pelaje, el tamaño, la velocidad y el hábitat, entre otros, y aprender a distinguirlos sin dificultades.


Son felinos de pelaje moteado, depredadores con gran habilidad para la caza y, en algunas ocasiones, incluso comparten hábitat.


Sin embargo, es necesario aprender cómo distinguirlos si se quiere conocer bien a estos animales o, también, en caso de viajar a los países que habitan. Los nombres científicos de estos felinos son Panthera pardus, Acinonyx jubatus y Panthera onca, pero no son la única cosa que les diferencia.


Diferencias físicas entre leopardo, guepardo y jaguar

En la imagen destacada al principio del artículo podemos observar a un leopardo, un guepardo y un jaguar juntos y se pueden apreciar bien algunas las diferencias físicas. Pero, para que estas queden más claras, vamos a detallarlas a continuación:

Tamaño y peso

  • El guepardo, también conocido como chita o cheetah en inglés, es un felino que tiene las piernas largas y es alto, ya que mide entre 70 y 90 cm a la cruz, es delgado y estilizado, puesto que pesa entre 35 y 60 kg.

  • El leopardo mide de 45 a 78 cm a la cruz y pesa de 30 a 90 kg.

  • El jaguar, también llamado yaguar o yaguareté, mide entre 75 y 85 cm de altura y pesa entre 50 y más de 100 kg, dependiendo de la subespecie, por lo que son mucho más corpulentos y compactos.

Géneros de especie diferentes Como su nombre científico indica, el yaguar y el leopardo pertenecen al género Panthera, como otros muchos felinos como el león y el tigre. Cabe apuntar que las panteras negras, que son simplemente conocidas como panteras, son en realidad jaguares, leopardos y pumas melánicos o con melanismo, es decir que tienen el pelaje más oscuro, aunque se pueden llegar a ver los dibujos en el manto, algo que se debe a un aumento de melanocitos, las células encargadas de la pigmentación. En cambio, el chita es otra especie de felino totalmente distinta.

El pelaje y las manchas

  • El chita tiene manchas negras redondeadas y separadas, quedando totalmente moteado, y además, tiene líneas negras que le remarcan los ojos y el hocico, yendo desde el rabillo del ojo hasta la comisura de los labios.

  • Las marcas del leopardo son menos redondeadas, se pueden solapar creando distintas formas y manchas algo más grandes y, además, en la espalda y los costados tienen manchas de un tono marrón amarillento más oscuro que el resto del pelaje y rodeadas de negro.

  • El jaguar tiene un pelaje muy parecido al del leopardo, pero sus manchas son mayormente de un tono anaranjado y rodeadas de negro en casi todo el cuerpo y en la cara interna de las patas tiene manchas solapadas que llegan a parecer rayas.

Las garras Las garras del guepardo no son retráctiles y son algo redondeadas, es decir, son fijas quedando fuera y no son afiladas, se parecen más a las de un perro, y las de los otros dos animales sí lo son, ya que no corren tanto pero sí suben árboles. En el caso del chita, esto es así para que pueda arrancar a correr en cualquier momento y siempre tenga un agarre seguro para la carrera sin que se le desgasten o rompan las puntas de las uñas si fueran afiladas.

La velocidad El pecho del chita es más ancho y profundo que el de los otros dos grandes felinos debido a que sus pulmones son más grandes a proporción del resto de su cuerpo. Esto se debe a que para su estilo de caza, alcanzando velocidades asombrosas, necesita más aire para obtener un enorme aporte de oxígeno que le permita este funcionamiento.

Así pues, a modo de resumen, estas son las principales diferencias físicas entre leopardo, guepardo y jaguar:

  • Tamaño

  • Peso

  • Género y especie

  • Pelaje y manchas

  • Garras

  • Velocidad

Dónde viven el leopardo, el guepardo y el jaguar

Esta es otra diferencia entre las tres especies, ya que habitan en zonas distintas aunque en algunas ocasiones haya territorios en los que coinciden y coexisten. Concretamente, el guepardo habita en África, en la zona central y del sureste de la sabana africana, aunque existe una subespecie en Asia, en serio peligro de extinción, llamada guepardo asiático.


El leopardo vive en África y el sur de Asia, un territorio mucho más extenso, pudiendo habitar desde la sabana hasta bosques, selvas y zonas rocosas, es un animal muy adaptable. Por último, el jaguar vive en América central y del sur, concretamente en bosques tropicales y templados desde México hasta Argentina.

Por lo tanto, el jaguar no coincide de forma natural con las otras dos especies felinas, pero el chita y el leopardo sí coinciden en algunas zonas de África. Cuando coexisten se encuentran con el problema de que tienen el mismo tipo de presas y necesitan mucho territorio para sobrevivir, por lo que compiten entre sí para subsistir. De todos modos, el leopardo se adapta mucho mejor y es capaz de cambiar algunos hábitos para poder coexistir con el guepardo.


Curiosidades del leopardo, el guepardo y el jaguar

Para terminar, queremos añadir algunas curiosidades de estas especies que resulta útil conocer:

  • El jaguar es el tercer felino más grande del mundo, después del león y el tigre.

  • Al yaguar le gusta nadar tanto como trepar árboles.

  • Las crías del chita se camuflan con el entorno pero tienen una tasa de supervivencia menor que la de los otras especies y, de hecho, pocas veces tiene éxito su reproducción en cautividad.

  • El leopardo y el yaguar son más feroces que el guepardo, llegando a evitar todo contacto con los humanos por miedo, mientras que el chita puede sentir cierta curiosidad, lo que ha contribuido a que se extingan más subespecies de este que de los otros y lo haga un objetivo más fácil para los cazadores furtivos y quienes buscan capturarlo.

  • Así, las tres especies están amenazadas por la caza furtiva y en algunos países por la caza deportiva legal. En algunos casos los caza buscando un "trofeo" o por su piel y en otras situaciones los capturan con vida. Por ejemplo, se vende a los guepardos como "mascotas exóticas", ya que son menos feroces, algo ilegal en muchos países pero con vacíos legales en otros.

  • El guepardo o Acinonyx jubatus es el único superviviente del género Acinonyx.

12 visualizaciones0 comentarios