• Zector 51

Cuidados para plantas carnívoras


Las plantas carnívoras suelen provocarnos curiosidad, pues son muy distintas al resto de plantas que estamos acostumbrados a tener a nuestro alrededor. Aunque normalmente viven en tierras pobres y encharcadas, son plantas capaces de tener una gran adaptabilidad a los cambios, siempre que no sean demasiado bruscos o excesivos.


Son muchas las plantas de este tipo que hoy en día se pueden tener en casa, ya sea en interior como en exterior según la especie y el clima que haya, como las Venus atrapamoscas (dionaeas) o las droseras.

Para comenzar, hay que tener en cuenta qué tipos de plantas carnívoras existen y cuáles son los más indicados para cada clima y, de este modo, poder elegir mejor las que se adapten a nuestro hogar. Hay una forma muy genérica de clasificarlas, pero que es sencilla y práctica para poder decidir cuál podemos tener en casa, y es tener en cuenta el clima. La clasificación de las plantas carnívoras según el clima es la siguiente:

  • Plantas carnívoras tropicales: son más complicadas de cuidar en casa, pues necesitan una humedad alta y una temperatura cálida y deben ser constantes. Por ello, para tenerlas en casa, a no ser que vivamos en un lugar totalmente tropical, suelen colocarse en terrarios adaptados para ellas. Algunas especies son Nepenthes, Pinguicula y Caphalotus.

  • Plantas carnívoras no tropicales: viven en zonas en las que hace frío, aunque no en zonas donde haya heladas. Durante las épocas de frío, en invierno y otoño según la zona, son capaces de pasar por un letargo que les permite sobrevivir bien. Suelen verse cerca de zonas acuáticas, como pantanos. Algunas especies son Sarracenia, Dionaea, Drosera, Darlingtonia, Pinguiculas y Utricularia vulgaris.

Entre los primeros cuidados de la planta carnívora Dionaea, Drosera y Nepenthes, o de cualquier otra especie de este tipo de plantas, es que hay que escoger el sustrato y la maceta adecuados a cada una de ellas.

Respecto a las macetas, las más adecuadas son las macetas de plástico, ya que son más resistentes, pero también son buenas opciones las de porcelana y cristal, antes que las de terracota. Asegúrate de que haya suficientes agujeros en el fondo para que el agua pueda drenarse bien. Además, ten en cuenta el tipo de planta que tienes para saber si elegir una maceta común o una colgante, pues por ejemplo la Nepenthes necesita maceta colgante debido a su forma.

El sustrato para las plantas carnívoras debe ser pobre en nutrientes, ya que en la naturaleza viven en suelos de este tipo. Si usamos tierra o sustrato normal para plantas, el más común, las raíces de las carnívoras se quemarían, ya que hay demasiada cantidad de minerales para ellas. Además, la tierra debe proporcionar un buen drenaje de las macetas, ya que si bien necesitan humedad y bastante agua es importante que esta vaya fluyendo y no se quede estancada por mucho tiempo. Los sustratos más adecuados son los siguientes:

Esfango

Este es el mejor tipo de sustrato para plantas carnívoras. Es un tipo de musgo que se encuentra en proceso de descomposición y su pH es ácido, lo que lo hace pobre en nutrientes y con capacidad de retener el agua en la medida necesaria para estos vegetales. Además, se puede usar solo o mezclar con arena.

Arena

Se usa mezclada con el sustrato anterior y nunca sola. No sirve cualquier arena para estas plantas, solo la gruesa de hasta 4 mm, como la que venden para peceras en las tiendas especializadas en acuariofilia.

Perlita

Es un mineral en forma de bolitas blancas que tiene gran capacidad para retener el agua cierto tiempo. Conviene que la laves antes de usarla mezclada con el Esfango.

Una última opción es usar el sustrato para orquídeas, que es como trozos de madera, mezclado con Esfango.

6 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram