Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Cuál es la importancia de los ecosistemas


Un ecosistema en equilibrio hace posible que la biodiversidad que forma parte del mismo se desarrolle con normalidad, y no solo su biodiversidad, sino también su medio físico compuesto por el clima, los flujos de agua, el suelo y las corrientes de viento, entro otros.


Un desequilibrio en el ecosistema acabaría perjudicando tanto a su medio físico, como a su conjunto biológico, ya que hay una interacción entre ambos.


Un ecosistema es un conjunto formado por una comunidad concreta de seres vivos, como plantas, animales y microorganismos (biocenosis), y un espacio determinado (biotopo), que interactúan como una unidad funcional. Gracias a estas interacciones entre el medio y las especies, así como las que se dan entre las propias especies, se establece un equilibrio biológico y ecológico.


Como hemos dicho antes, en los ecosistemas se producen interacciones entre las especies y el medio, y entre las distintas especies (relaciones interespecíficas), así como entre los miembros propios de cada especie (relaciones intraespecíficas), estableciendo un equilibro biológico y ecológico. Esto quiere decir que la existencia de una especie condiciona la existencia de otra e influye en el correcto funcionamiento del ambiente.

El ecosistema, específicamente el medio natural o físico, es el principal promotor del equilibrio, ya que proporciona las condiciones adecuadas para que se den las interacciones entre el medio y las especies y entre las propias especies. Por ejemplo, las cadenas tróficas son ejemplo de equilibrio biológico, si la cadena alimentaria falla por la extinción de una especie, acaba desequilibrándose el ecosistema teniendo un perjuicio en su diversidad biológica.

Por lo tanto, un ecosistema en equilibrio hace posible la existencia de una gran biodiversidad, ya que las especies, tanto animales como vegetales y de otros tipos, tendrán un hábitat bajo unas condiciones adecuadas para vivir y una fuente de alimento para el aporte de materia orgánica necesario, o en el caso de las plantas, materia inorgánica.

Para tener mayores conocimientos de este tema, te aconsejamos la lectura de estos otros artículos sobre La importancia de la biodiversidad y su cuidado, el Ecosistema en equilibrio: qué es y cómo se mantiene y el Desequilibrio ecológico: qué es, causas, consecuencias y ejemplos.

El ser humano, como todos los seres vivos, se encuentra formando parte de los ecosistemas. Los ecosistemas son el soporte principal para que la vida del ser humano sea posible, de ellos adquiere, no solo alimento (vegetales, hongos y animales), sino todos aquellos recursos que se encuentran en su medio físico (agua, madera, combustibles fósiles, rocas, etc.) usados para satisfacer las necesidades del mismo.

Desde siempre el ser humano ha interactuado con los ecosistemas beneficiándose de ellos, pero el problema surge cuando empieza a sobreexplotarlos, modificándolos de forma considerable, destruyéndolos y, como consecuencia, desestabilizándolos.

Actualmente, el ser humano es la principal amenaza de los ecosistemas, poniendo en riesgo su existencia. La velocidad con la que el ser humano modifica la naturaleza no da tiempo a que esta se regenere por sí misma.

Al preguntarnos cuál es la importancia de proteger los ecosistemas, es evidente que se debe a que los ecosistemas son fundamentales para la existencia de cualquier tipo de vida, ya que estos brindan una gran cantidad de bienes y servicios. Te aconsejamos leer este otro artículo si quieres conocer mejor los Bienes y servicios de los ecosistemas.

Asegurar el equilibrio natural de todos los tipos de ecosistemas es muy importante para que la naturaleza pueda continuar con su curso, pero ya desde hace años estos se están viendo gravemente afectados por la intervención del ser humano.

Proteger los ecosistemas puede evitar el aceleramiento del cambio climático y el auge de conflictos sociales por la escasez de bienes, como pueden ser el agua por la desaparición de acuíferos, o los alimentos por la pérdida de fertilidad del suelo. Además, su protección ayuda a la mejora de la salud de las personas y evita la proliferación de nuevas enfermedades. Además, se asegura un ambiente favorable para las generaciones futuras.

19 visualizaciones0 comentarios