top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Conoce la historia de los inventores de los tazos y por qué algunos cuestan una fortuna


En 1994, durante una convención de marketing, Fabián encontró una curiosa forma de promocionar las botanas de la compañía Sabritas que le dejó rondando una idea en la cabeza: más que un artículo coleccionable un objeto aspiracional para millones de niños.


Inspirados en las POG que eran tapas de bebidas azucaradas de una empresa hawaiana, cada una con un diseño muy llamativo que se podían apilar, para luego ser derribadas con un golpe, siendo que el objetivo del juego era que la persona que más tapas había derribado ganaba dichas tapas, decidieron darle una vuelta al concepto, modernizarlo y hacerlo más mexicano.


¿Quién inventó los tazos?

Tomando en cuenta que la idea principal era que el ganador del juego fuera quien diera el mayor golpe, Pedro y Fabián consideraron la palabra “golpetazo” como una forma de describir al nuevo artículo promocional.


Sin embargo, luego de miles de ajustes, el nombre finalmente derivó en la palabra “tazo” como una contracción del golpetazo que debería dar el ganador del juego. Luego, la idea de darle a cada tazo su propia personalidad vino de Pedro, quien había crecido coleccionando tarjetas de fútbol


Una cosa llevó a la otra y de manera casi fortuita, la idea de integrar a los Tiny Tunes, una caricatura de moda a mediados de la década de los noventa llegó como anillo al dedo para Sabritas. Fue así que en el verano de 1995 se lanzaron los tazos Tiny Tunes que provocaron euforia entre los niños de aquella época.


Ganar y perder tazos, así fue la niñez

Tiny Tunes, tazos y botanas fue la combinación ganadora que llevó a la gerencia de PepsiCo, la empresa matriz de Sabritas a llevar a los tazos a todo el mundo, pues se vendieron en Norteamérica, Europa, Asia y hasta en Australia marcando la infancia de millones de niñas y niños.


Para algunos niños, los tazos representaban un juego que les enseñó a ganar y perder; mientras que para otros era un codiciado tesoro que hasta la fecha resguardan con mucho anhelo incluso después de 26 años, pues la última colección de tazos fue vendida hasta 2020.


¿El tazo que guardas cuesta una fortuna?

Para reconocer si el tazo que guardas tiene un valor en el mercado que podría ayudarte a salir de un apuro económico, debes conocer que existieron distintos tipos de tazos, algunos con imágenes holográficas, metálicos, otros giraban, series coleccionables de caricaturas, de gran tamaño o más pequeños.


Dichas características hacen que en la actualidad, algunos modelos de tazos sean muy cotizados en el mercado, aquí te presentamos 5 tipos de tazos que pueden llegar a costar una verdadera fortuna.


El trofeo

La existencia de este tazo solo es sabida por verdaderos coleccionistas. Una pieza única creada en 2014 para la colección de Yu-Gi-Oh!. Se trata de un tazo elaborado como un reconocimiento para cada trabajador involucrado en su elaboración, así como al mejor repartidor de botanas en cada zona, por lo que tenerlo es algo muy especial. El costo de cada pieza que se comercializa en la web oscila entre los $1,000 a los $4,000 pesos.


Exodia el prohibido

En el marco del décimo aniversario de la creación de los tazos, la empresa de botanas lanzó un tazo muy especial elaborado también para la colección de Yu-Gi-Oh! con material silver a la antigua usanza de los tazos metálicos, lo cual dificulta su capacidad para mantenerlo en buen estado. Lo curioso es que en la parte trasera del tazo se puede leer la palabra "special". Su precio en el mercado oscila entre los $700 y $800 pesos.


La sombra de Goku

Perteneciente a la serie de Dragon Ball, este tazo representa a la primera pieza de la colección que solamente fue producido en pequeña escala, por lo que pocas personas lo tuvieron en sus manos. Tiene un costo de entre $400 y $600 pesos.


Caballeros del Zodiaco

Se trata de una colección muy admirada de 40 piezas con 40 variantes en giratazos. El costo de cada pieza de la colección puede alcanzar los $100 pesos, dependiendo de su estado de conservación.


Al ser una de las primeras series de tazos, su costo se elevó por lo aspiracional y debido a la añoranza que representa poseer estas piezas de plástico en la etapa adulta.

104 visualizaciones0 comentarios
bottom of page