Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Así fue el Último programa de Paco Stanley antes de su asesinato; ¿Presentía su Muerte?


La última emisión del programa 'Una tras otra', conducido por Paco Stanley tuvo lugar el 7 de junio de 1999. Al iniciar el matutino, el conductor, fiel a su buen humor, saludó a la audiencia afirmando que se trataba del día domingo 27 de octubre de 1914.


En esa ocasión, su compañero y coconductor, Mario Bezares, se presentó en el programa con el pie izquierdo lesionado, por lo que portaba una férula. Esto fue blanco para muchos comentarios irónicos y cómicos por parte de Stanley, mismo quien afirmó que este percance se debió a que Mario había pateado a sus hijos. Todo en tono de broma.


La normalidad del programa pronto se tornó en impaciencia para el recordado conductor, quien en un determinado momento del programa tuvo que abandonar el estudio. Frente a las cámaras, Paco señaló al floor manager, de apellido Pedroza, para que lo acompañara a la cabina. Ambos salieron a toda prisa.


Paco regresa impaciente

Después de algunos minutos, Stanley regresó pero sin portar su característico saco. Ante ello, afirmó que esta acción la hizo porque tenía mucho calor. En otro instante de 'Una tras otra', el conductor se notaba nervioso e impaciente. Mientras era rodeado por un grupo de mujeres, Mario Bezares mandó en enlace con otra sección mientras Paco se tocaba la frente con expresión de angustia.


En determinado momento, Paco y Mario tuvieron un ligera 'discusión', como era una constante en el programa, pero en esta ocasión, Stanley alcanzó a golpear a su compañero con los papeles que tenía en la mano. Antes de concluir el programa se despidió con una premonitoria frase: "¡Quiero decirle una mala noticia, ¡Ya nos vamos!".


¿En dónde murió?

Después de salir de los foros de grabación, decidió ir a comer al restaurante El Charco de las Ranas, ubicado en Periférico Sur, cerca de las instalaciones de Tv Azteca en la Ciudad de México. Tras retirarse del lugar, Stanley abordó una camioneta en donde sufrió un ataque con armas de fuego.


Francisco Jorge Stanley Albaitero, nombre real del conductor, falleció el instante tras recibir un impacto de bala en el cráneo. Junto con él se encontraba su compañero y amigo Jorge Gil quien resultó con heridas en una de sus piernas. A más de dos décadas de distancia, no se saben las razones ni quienes son los responsables de este acto que impactó al público mexicano.

62 vistas0 comentarios