Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Animales solitarios


Los animales pueden tener comportamientos muy diferentes entre ellos. Algunos se ayudan de las comunidades para poder tener una mejor organización, otros cazan en grupo, pero hay algunos que viven aislados de otros animales de su misma especie.


Aunque esto parezca una desventaja, hay varias especies que han demostrado que es posible vivir solitariamente.


Leopardo de las nieves (Panthera uncia)

Muchos grandes félidos tienden a ser de hábitos solitarios, pero el leopardo de las nieves es un caso excepcional entre ellos. Vive a 400 metros de altura en heladas montañas del Himalaya. Aquí hay muy poca diversidad por la falta de oxígeno y por lo escarpado de sus montañas. Esto significa también que hay muy poco alimento para los leopardos. Tienen que caminar hasta 800 kilómetros para encontrar a su presa.


Pocas veces se encuentran con otros de su especie porque cubren regiones tan amplias. No solamente carece de compañía de su propia especie, sino también de otros animales.


Puercoespín crestado (Hystrix cristata)

Este puercoespín es muy asustadizo y tímido. Viven solos en madrigueras, que a veces pueden estar conectadas con otras madrigueras de su grupo familiar. Suele huir del peligro en lugar de enfrentarlo, pero en caso de que se le presente puede agitar su sonajero caudal, que son púas huecas en su cola que alerta a sus depredadores de peligro. Su cuerpo recubierto por espinas también intimida visualmente a sus amenazas.


Oso pardo (Ursus arctos)

Los osos son los mamíferos más solitarios. Los osos pardos tienen un carácter muy irritable y son muy territoriales. Son dominantes sobre sitios en los que haya gran disponibilidad de alimento y donde no haya humanos cerca. Si llega a encontrarse con otro oso pueden crearse intensas peleas por el territorio. Suele vérsele en compañía de otros osos cuando es temporada de reproducción, de alimentación o cuando las madres están criando a sus oseznos. Son animales que hibernan, aumentando su carácter solitario.


Rinoceronte negro (Diceros bicornis)

Los rinocerontes macho son muy solitarios. Por el contrario, las hembras suelen pasar con sus crías varios años. Si llegan a encontrarse tienen contacto físico entre ellas, pero los machos sí pelean. Se ayudan del marcaje de territorio mediante heces para evitar contactos no deseados y para delimitar su espacio. A pesar de su tosca apariencia, no son agresivos. Son muy territoriales pero usualmente solo hay persecuciones sin contacto directo. En caso de que lo haya, solamente chocan sus cuernos hasta que uno cede.


Panda (Ailuropoda melanoleuca)

Son animales solitarios y con muy poca actividad. Para evitar el contacto con otros pandas, delimitan su territorio rascando sobre los árboles y marcan con aromas y orina. Cada panda tiene su propio espacio bien delimitado. Se reúnen en temporada de reproducción y, una vez terminada la cópula, la hembra se aísla de nuevo para cuidar de sus crías. Se refugian en bosques de bambú y son activos solamente cuando amanece y cuando el sol se pone.


Buitre cabecirrojo (Sarcogyps calvus)

La mayoría de los buitres se agrupan para facilitar la búsqueda de carroña, pero el buitre cabecirrojo es la excepción. Son muy tímidos y suelen acercarse a los cadáveres cuando no hay más carroñeros cerca. Incluso sus nidos son solitarios. En casos raros llegan a encontrarse en pareja, pero sigue siendo un contacto mayormente solitario considerando que los buitres vuelan en grandes grupos.


Aguará guazú o lobo de crin (Chrysocyon brachyurus)

Son muy silenciosos y cuando aúllan se suele confundir con otros animales. Vive en América del Sur, refugiado entre los pastizales. Es muy difícil avistarlos, a causa de su temperamento tímido y solitario. Solamente conviven con otros de su especie cuando es tiempo de reproducción. Durante mucho tiempo, su especie se creyó que estaba desaparecida hasta que se encontró un ejemplar. Se alimenta principalmente de pequeños roedores, por lo que no deja rastro como sí ocurre con otros cánidos que consumen ganado.


Tortugas marinas (superfamilia Chelonioidea)

Prefieren nadar a través de los mares completamente solas y en tranquilidad. Pueden vivir hasta 100 años y disfrutan de su propia compañía. Solamente se juntan con otras tortugas cuando es época de reproducirse. Estos animales solitarios tienen un caparazón que les protege de sus depredadores, aunque dichos caparazones no son iguales.


Pingüinos de Nueva Zelanda o de Fiordland (Eudyptes pachyrhynchus)

Estos pingüinos viven la mayor parte de su vida solitarios en mar abierto. Sólo una cuarta parte de su vida la transitan en tierra firme y en convivencia con otros pingüinos de su especie, con el objetivo de reproducirse. Pueden recorrer hasta 6.800 kilómetros nadando de ida y vuelta, como parte de su migración en busca de alimento. Nadan tales distancias porque su reproducción tiene un alto costo energético.


Araña violinista (Loxosceles reclusa)

También llamada araña solitaria café o araña ermitaña, es de hábitos solitarios, tímida y muy silenciosa. Se resguarda en rincones y ángulos, incluyendo en casas habitacionales. No son agresivas, pero si son molestadas pueden causar graves daños de importancia médica. Son muy venenosas y en caso de mordedura, producen heridas necróticas que pueden derivar en la transportación interna del veneno, causando daños en órganos.


Otros animales solitarios

Después de conocer esta lista de animales solitarios y sus características, te presentamos cinco animales más que también tienen el mismo comportamiento solitario y evitan estar en grandes grupos.

  • Calmares, (orden Teuthida).

  • Oso polar, (Ursus maritimus).

  • Jaguar, (Panthera onca).

  • Ornitorrinco, (Ornithorhynchus anatinus).

  • Zorro común, (Vulpes vulpes).

180 visualizaciones0 comentarios