Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Animales con mejor vista


La visión es el mecanismo por el que obtenemos información visual de nuestro entorno, pero así como hay una variedad de hábitats, existe una diversidad de ojos.


No todos los animales tienen los mismos requerimientos, por ejemplo algunos son presa y otros depredadores, mientras que otros son nocturnos, o tienen agua de por medio.


Águila real (Aquila chrysaetos)

Es común el dicho “vista de águila” y es que son aves rapaces que necesitan tener una excelente visión para detectar desde el vuelo a sus presas. Esto lo puede lograr ver desde 3 kilómetros de altura. Tiene una gran coordinación para poder calcular desde el aire cómo capturará a su alimento.

Considerando que sus presas pueden ser pequeñísimos ratones, e incluso estar escondidos, esta habilidad es destacable. Los ojos de la Aquila chrysaetos usan bastante los músculos para enfocar entre los diferentes planos que se cruzan por su campo de visión.


Camaleón (familia Chamaeleonidae)

Los camaleones, de la familia Chamaeleonidae, tienen los ojos a los lados de su cabeza y, cada uno de ellos, puede moverse independientemente para reconstruir su entorno en una vista panorámica. También pueden enfocar a diferentes distancias mientras escanea sin necesidad de moverse. Están recubiertos por el párpado y solamente queda expuesta la pupila. Son uno de los animales con mejor vista del reino animal.


Búhos (familia Strigidae)

Los búhos, de la familia Strigidae, son de las aves que mejor visión tienen. Al ser aves rapaces nocturnas, su visión está adaptada para cazar con poca luz. Sus ojos no son capaces de moverse como los nuestros y lo compensan con la capacidad de girar su cabeza 280°.

Aunque parezca una desventaja, esto le permite ver detrás de él sin tener que mover el cuerpo. También son de forma alargada y no redonda, con un tamaño bastante grande en proporción a su cráneo. Su visión es excelente de lejos, pero de cerca no logran ver muy bien.


León (Panthera leo)

Los leones, o Panthera leo, tienen visión nocturna muy desarrollada gracias a su tapetum lucidum, una capa detrás de la retina que recibe la tenue luz nocturna y la refleja aumentando la cantidad de luz. Tienen más bastones oculares a comparación de otros animales y así pueden tener una perfecta visión nocturna.

También tienen una coloración blanca bajo los ojos, que ayuda a reflejar la luz. Estas características les son muy útiles para cazar de noche cuando la mayoría de los animales están indefensos. Es importante mencionar que no pueden ver el color rojo.


Cocodrilo (familia Crocodylidae)

Este animal es un gran depredador y está equipado con ojos acorde a su violento estilo de vida. El cocodrilo también tiene tapetum lucidum para ver por la noche. Sus ojos están acomodados sobre la cabeza para poder ver sin tener que sumergirse, por ser su visión borrosa bajo el agua.

A pesar de esto, sus ojos tienen gran sensibilidad a la luz al estar sumergidos. Su pupila es vertical y esto le ayuda a calcular mejor a la hora de cazar. Cuando se sumergen sus ojos bajan un tercer párpado llamado membrana nictitante para protegerse. Cuando están fuera del agua lubrican sus ojos con lágrimas, de aquí la frase “lágrimas de cocodrilo”.


Camarón mantis (Gonodactylus smithii)

Estos camarones pueden ver un rango de luz que el ojo humano no percibe, desde el infrarrojo hasta el ultravioleta. Esto quiere decir que ven más colores que nosotros, incluso pueden ver luz polarizada. Pueden mover sus ojos independientemente, tienen visión en tres dimensiones y se ayudan del cuerpo reniforme ubicado en el cerebro para procesar la gran información que recibe de sus ojos.


Gecko (infraorden Gekkota)

El gecko, del infraorden Gekkota, es uno de los pocos animales y reptiles que pueden ver colores en la oscuridad. No tienen bastones en sus ojos, solamente conos, haciendo superior su sensibilidad a los colores. También tienen la capacidad de enfocar objetos a diferentes distancias para construir mentalmente su entorno. Sus ojos no tienen párpados y para mantenerlos lubricados los lamen constantemente.


Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)

Los Erithacus rubecula tienen la capacidad de detectar el campo magnético de la Tierra por la luz que entra por sus ojos. Cuando se inclinan y cambian el ángulo entre su cabeza y el campo magnético de la tierra pueden ver patrones de manchas oscuras que se mueven. De esta manera, se ubican mediante el campo magnético. Esta visión les ayuda a ubicarse y a migrar entre Europa y África. Este es un gran ejemplo de que la vista puede dar más información de lo que los humanos estamos acostumbrados a percibir.

106 visualizaciones0 comentarios