¿Qué puedo hacer si mi hijo se come las uñas?

January 20, 2020

 

Comerse las uñas, representa un mal hábito que puede presentarse desde edades tempranas debido a copiar patrones de conducta y que después de mucho tiempo de practicarlo, puede causar daños tanto de autoestima, como de la salud, además de desagrado para otras personas.

 

Onicofagia, es el nombre científico que recibe la manía de comerse las uñas, y de acuerdo a la ciencia, es un hábito compulsivo que se manifiesta en que la persona que lo sufre se come las uñas.

 

 

Con el tiempo puede provocar múltiples lesiones físicas tales como problemas en los dientes, deformación de la cutícula, formación de verrugas, infecciones, afectación por hongos o bacterias e incluso la elevación de los bordes laterales del dedo.

 

En los casos más graves, estos efectos pueden provocar incluso la pérdida total de la uña.

 

Es una conducta frecuente entre niños y adolescentes que tiende a desaparecer en la edad adulta.

 

Incluso, esta mala práctica habitual, puede llegar a desarrollar conductas consecuentes tales como morder el bolígrafo, mover el pelo y hasta ¡llegar a fumar!, etc.

 

Las personas que se muerden las uñas coinciden en la afirmación de que no pueden controlar este mal hábito y evidentemente tienen serias dificultades para dejar de hacerlo...

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

RP CHICAGO EN MÉRIDA

May 12, 2017

1/2
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo