Confirman ‘efecto abuela’ en orcas; viven más para ayudar a nietos

December 10, 2019

 

Las “ballenas asesinas“, u orcas, comparten con los humanos la supervivencia de las abuelas mucho tiempo después de la menopausia, una característica de pocos mamíferos que mejora las perspectivas de los nietos, según un estudio que publica este lunes Proceedings of the National Academy of Sciences.

 

“El entender por qué las hembras en algunas especies de mamíferos cesan la ovulación antes del fin de sus vidas es un reto interdisciplinario de larga data”, indicaron los investigadores encabezados por Stuart Nattrass, del Departamento de Biología en la Universidad de York, en el Reino Unido.

 

En la mayoría de los mamíferos la sencescencia reproductiva va a la par con el envejecimiento físico, pero la decadencia reproductiva es mucho más rápida que la física en los humanos, el calderón tropical o de aleta corta (Globicephala macrhorhynchus), las belugas (Delphinapterus leucas), los narvales (Monodon monoceros), y las ballenas asesinas (Orcinus orca).

 

Las hembras de estas especies “sobreviven más allá de su ciclo reproductivo”, explicó el artículo.

 

“En los humanos, las abuelas – agregó – ayudan a incrementar la supervivencia de sus nietos y, a su vez, su propia aptitud evolutiva”.

 

Los científicos hicieron referencia al “efecto abuela” en un gama de sociedades humanas, incluidas las sociedades actuales de recolectores y cazadores y poblaciones preindustriales y que contribuye a la supervivencia de la especie.

 

“Aproximadamente, tres de cada cuatro mujeres que llegan a la edad adulta en las sociedades de cazadores y recolectores no dan a luz después de los 45 años de edad, y en promedio tienen una expectativa de vida hasta mediados de los 60 años”, indicó el estudio.

 

“De manera parecida, las orcas también tienen períodos de vida post-menopáusicos extremadamente largos: dejan de reproducirse al final de los 30 y comienzos de los 40 años de edad, pero siguen viviendo por décadas”, añadió.

 

Para su estudio, los científicos examinaron los datos de más de 40 años de censos en dos grupos de orcas cuyo hábitat está en el Pacífico noroccidental, a fuera de las costas Washington (EE.UU.) y Columbia Británica (Canadá).

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

RP CHICAGO EN MÉRIDA

May 12, 2017

1/2
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo