top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

Zoé arma karaoke en el Palacio de los Deportes


Tras tres años de su última presentación en la Ciudad de México, Zoé se presentó en el Palacio de los Deportes para hacer un repaso por cada uno de los éxitos de sus siete discos de estudio, incluyendo el último, “Sonidos de Karmática resonancia”, material con el que están de gira.


La velada comenzó minutos antes de las 21:00 horas y desde las primeras notas de “Velur”, los gritos de las 16 mil 300 personas que se dieron cita hicieron vibrar el recinto y así se mantuvieron toda la noche, sin importar la poca interacción de León Larregui, vocalista de la banda, con ellos.

Como de costumbre, el intérprete cambiaba las palabras por gestos con los que invitaba al público a ponerse de pie, aplaudir o bailar.


“CDMX gracias. Estamos contentos, son casi exactamente tres años de ese Vive Latino. Gracias por venir que bonito es verle las caras y escucharlos estamos muy agradecidos”, dijo el vocalista, luciendo un look casual de saco, playera y pantalón negro, en la única intervención de más de un minuto que hizo durante las dos horas de concierto.


Entre la gente había adolescentes, jóvenes y adultos, pero en su mayoría eran parejas que abrazadas entonaban hits como “10 AM” y “Arrullo de Estrellas”, en esta última resaltaron las luces de los celulares, simulando los encendedores del pasado, en la oscuridad del Domo de cobre.


Entre las canciones que más euforia causaron estuvieron “Nada”, “Labios Rotos” y “Vía láctea”, incluso Larregui dejó de cantar en varias ocasiones para que sus fans hicieran lo propio. En el escenario había tres pantallas, la principal estaba al centro y abarcaba todo el entarimado en el que estaba el grupo, en ella se proyectaban imágenes geométricas y paisajes de colores. Las dos laterales transmitían en blanco y negro a cada uno de los cinco integrantes, mientras tocaban sus instrumentos.


En algunos temas el vocalista también tocó las percusiones o la guitarra, y de tanto en tanto agradecía a sus fieles seguidores por acompañarlo en cada verso, incluso en los temas nuevos, como “Hielo” y el sencillo que da nombre a su más reciente disco, que fue con el que cerró la noche.


Tras unos minutos de espera y mientras afinaban algunos detalles, Zoé regresó para deleitar con cinco temas más a los presentes, que de nuevo se pusieron de pie para cantar a todo pulmón, las más aclamada fueron “No me destruyas”, “Soñé” y su mayor hit, “Love”, cerrando así su encuentro con el público chilango, no sin antes agradecer de nuevo la pasión con la que se entregaron durante toda la noche.

145 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page