Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/68
  • Zector 51

Yucatecos les encantan decorar sus hogares con artesanías


Regresar de un viaje por Yucatán con una artesanía a manera de souvenir no puede faltar. A los yucatecos también nos encanta decorar nuestros hogares con artesanías, obsequiarlas e incluso integrar prendas, accesorios y joyería artesanal a nuestros guardarropas. Quédate por aquí para conocer un par de recomendaciones que te servirán al momento de realizar tu compra.


Filigrana

La filigrana es más que una técnica de orfebrería para hacer joyería, rosarios y figuras: es un arte. Cada pieza de filigrana es hecha a mano a través de un proceso de moldeado ya sea de plata u oro. Una pieza de filigrana no debe verse tosca, mucho menos omitir la textura de los bordes superiores. El precio común de aretes y anillos está entre los $450 pesos y los $2,000 pesos, pero las piezas de filigrana pueden ascender hasta los $8,000 pesos.

Hamacas

Tradicionalmente están hechas con hilos opacos de algodón que le dan su característica frescura. Hay que tener mucho cuidado con el grosor de la hebra y el grado de separación en la red, ya que entre más grueso sea el algodón y más cerrada la red, tendrá mayor resistencia. Una hamaca de algodón tradicional puede estar entre los $800 y $3,000 pesos en tiendas, dependiendo del tamaño. Las hamacas de crochet, que son más caras por ser más suaves y con hilos gruesos, rondan los $2,500 y $4,000 pesos. También hallarás hamacas de nylon; éstas tienen un brillo característico y no deben pasar de $1,000 pesos.

Sombrero de Jipijapa

La palma de jipi se trabaja con especial cuidado a lo largo de un intrincado proceso que definirá la calidad final del sombrero. Para empezar, la palma se debe deshidratar, rallar y tejer en ambientes húmedos, como cuevas; un buen sombrero de jipijapa está hecho con palmas que han sido ralladas más de dos veces. Los mejores son de cuatro “partidas”. Los sombreros de jipijapa más económicos van de $500 pesos (una partida, directo con artesanos) y los sombreros de cuatro partidas pueden ascender hasta los $5,500 pesos.

Prendas Bordadas

Cuando hablamos de prendas bordadas, la más famosa es el Xocbilchuy, punto de cruz o “hilo contado”, que al reverso se ve como puntitos, rayitas y nuditos. Dependiendo de la complejidad del bordado, la elaboración de una prenda puede tardar desde un par de semanas hasta dos meses. Una blusa de punto de cruz puede costar entre $1,200 y $2,000 pesos.


Sin embargo, es más común hallar prendas realizadas a máquina en Chuy K’ab o punto de satín; las blusas inician desde $360 pesos directo con el artesano.

45 vistas0 comentarios