• Zector 51

Will Smith cómodo, libre y feliz


En el cine, Will Smith ya había experimentado una historia similar al covid-19 cuando parecía haber sido el único sobreviviente de Nueva York en Soy leyenda. Y en una época donde el mundo del cine quedó completamente paralizado, menos de dos meses después del estreno de Bad Boys para siempre (con más de 200 millones de dólares en recaudaciones), él encontró la fórmula para seguir vigente.


En Facebook suele aparecer en el espacio Red Table Talk en el que su esposa Jada Pinkett Smith toca temas bastante íntimos con su hija Willow. Y, mientras, él prepara una serie de comedia This Joka para Quibi, Will ahora incluso tiene otro show propio WFH Will From Home en Snapchat. Solo faltaría que se anime a hacerlo en español porque es el primero en decir “Sé muchas palabras en español”, antes de volver al inglés para sentirse mucho más cómodo, en una época donde hoy recorre el mundo su famosa frase “Racism is not getting worse, it’s been filmed”, que se traduce como “El racismo no es peor, está siendo filmado”. Dice que, en su caso, la policía lo trata mejor por ser famoso y que esa fama la usó una vez cuando la policía lo detuvo.


“Simplemente sonrío y saludo muy amablemente... es gracioso porque en el cine siempre tengo roles de ciudadanos que obedecen la ley y es algo que parece programado en la mente de la gente, porque por lo general los oficiales de policía no quieren darme una multa.


¿Antes de ser famoso que tan obediente de las reglas eras?

Por suerte no existía Twitter en aquel entonces. Siempre me metía en problemas por hacer bromas. En la escuela, en vez de prestar atención, siempre estaba planeando alguna buena broma pesada.


¿Y en un mundo donde estás tan acostumbrado a navegar por YouTube, Facebook, Snapchat... es cierto que alguna vez pensaste en mudarte a África?

Sí, es verdad, habíamos encontrado una casa. Me encanta Sudáfrica... es un lugar donde tuve una hermosa experiencia y quería compartirlo con mis hijos, aunque sólo fuera por cuatro o cinco meses. Es un lugar donde sentía que tenía el estilo de magia que quería experimentar con mi familia, pero después vino el 9-11 (el ataque terrorista a las Torres Gemelas en Nueva York) y había que quedarse, para ser patriota.


¿En qué momento preciso de tu vida te diste cuenta “Sí, soy una estrella”?

Hubo un momento exacto en mi vida... el 4 de julio de 1994. Estaba en Nueva York, parado afuera del cine Ziegfeld. Había una fila larga de gente que salía de la sala del cine, llegaba hasta a la esquina, daba la vuelta por toda la calle, se juntaba con otra calle y volvía por atrás del cine. Fue para el estreno de Día de la Independencia. Y me acuerdo de haber estado parado, pensando que mi vida nunca más iba a ser la misma. “Desde este momento, ahora, no hay absolutamente nada que pueda hacer para volver a ayer”, pensé. Cambió todo para siempre.


¿Y cuál dirías que fue tu mejor actuación en el cine?

(Muhammad) Ali. Michael Mann es un genio por lo que consigue de los actores. Conmigo consiguió algo muy especial.


¿Algún otro momento de tu carrera que te gustaría volver a vivir?

El primer día que trabajé con mi hijo Jaden (En busca de la felicidad). Fue tremendo para mí, fue lo mejor que me sentí desde hacía mucho tiempo, por el sólo hecho de levantarme cada día para salir a trabajar con mi hijo.


¿Jaden alguna vez te pidió consejos?

En realidad, él me dio las mejores clases, al principio, con sólo verlo trabajar... por ser tan natural. Lo mío es muy mecánico, tengo mis trucos y cosas que hago para ganar y sé que funcionan. Pero un día en el estudio, él se puso a reír y me dijo “Papá, haces lo mismo, todos los días”. A él no le interesaba la continuidad, que el sol estuviera por bajar o nada de la producción. Desde el principio vivía el momento, en cada escena y desarrolló su propio estilo, con sólo vernos a los demás.


¿La popularidad genera más confianza en uno mismo?

Creo que conmigo es todo lo contrario. En realidad, a veces me pongo muy nervioso si tengo que entrar a un lugar nuevo, pero con el paso del tiempo y la experiencia me dejo llevar.


¿El éxito en el cine tiene su clave o es puro cuento?

La relación con el director es lo más importante. El guion también es muy importante, claro, pero hasta ahí. Es muy difícil conseguir un éxito sin un buen guion, pero cuando ya lo encontraste, lo más importante es la relación con el director.


¿Y fuera del cine, el éxito tiene otra clave?

La peor pobreza es la pobreza de ideas. Las ideas pueden convertirse en un alimento, una buena forma de ablandar el lugar donde uno duerme. Esa simple idea de la vida es bastante poderosa. La felicidad es una enorme idea que resuena en el espíritu humano.


¿Y el éxito realmente trae la felicidad?

Yo nunca fui infeliz. Pude haber tenido algún momento donde no me fue tan bien, pero siempre fui feliz. La infelicidad, para mí, pasa por faltarle respeto a tu conciencia, cuando no te comportas de la manera que te gustaría que te respeten. Y yo me considero una persona feliz.


¿Algún fracaso “feliz”?

El fracaso de Después de la Tierra me cambió la mentalidad por completo. Fue un momento de transición bastante importante porque me di cuenta que está bien que mi película no se estrene en el primer puesto de las recaudaciones. La mentalidad de mantenerme en el primer puesto por dos meses se derrumbó totalmente, pero no se me vino el mundo abajo. Sentí que igual podía seguir siendo el mismo.


¿Qué es lo que buscas hoy en tu carrera?

Creo que llegué a un punto donde toqué el techo en mi vida, después de haber creado todo lo que podía llegar a crear en mi carrera. También pasé por el momento en que me tomé un par de años, para un viaje espiritual. Hoy siento que me liberé bastante de Will Smith y siento que estoy mucho más cómodo con quien soy. Me di cuenta que me importa saber lo que voy a decirle al mundo. ¿Hasta qué punto puedo contribuir con el lado humano? ¿Puedo salir a recorrer el mundo para proyectar la idea de lo que voy a filmar? Quiero estar seguro de que lo que vaya a decir con mi trabajo también ayude a evolucionar y disfrutar la vida de la gente.

0 vistas

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram