1/51
  • Zector 51

The Beatles: Peleas y resentimientos, así se grabó 'Let It Be', el último álbum del cuarteto


Después de las turbulentas sesiones del "Álbum Blanco", The Beatles decidieron iniciar un nuevo proyecto titulado "Get Back" a inicios de 1969. La idea era ensayar las nuevas canciones para presentarlas en un concierto. También se planificó grabar las sesiones de grabación con Michael Lindsay-Hoog como director. Sería el principio del fin de la banda.


Las tensiones entre los miembros se hicieron sentir desde el inicio. La presencia de Yoko Ono fue un factor determinante para que el ambiente se tornara aún peor. En medio del caos, George Harrison decidió dejar la banda por un tiempo. Condicionó su regreso a cambio de que Billy Preston fuera invitado al proyecto.


Un triste adiós

En un inicio "Get Back" fue producido por George Martin. Sin embargo, el producto fue enlatado más de un año hasta que John Lennon, George Harrison y Ringo Starr decidieron que Phil Spector diera los últimos detalles.


Spector no sólo le cambió el nombre al álbum sino que añadió su famoso 'wall of sound' e incluyó arreglos orquestales y voces femeninas a "The Long And Winding Road" (que enfureció a Paul McCartney, su autor).


«Let It Be» fue lanzado un mes después de que se anunciara la separación de The Beatles y contiene blues triste. Las críticas fueron divididas pero a su favor es que contiene "Across The Universe" (una de las mejores canciones escritas por Lennon) y las muy rockeras "One After 909", "I've Got A Feeling" y "Dig A Pony".


La venganza de McCartney

En 2003, Paul McCartney lanzó "Let It Be... Naked", que presenta las canciones sin la sobre producción de Phil Spector e incluye "Down Let Me Down". Esta decisión le costó algunas críticas muy ácidas al bajista.


"Let It Be" fue un final triste para la mejor banda de música de todos los tiempos.

31 vistas0 comentarios