• Zector 51

Tertulia de compositores, homenaje en su día


En el aniversario de los autores, recordaron a Armando Manzanero y a José José, un par de emblemas de la música mexicana.


Ayer fue el primer día del compositor sin Armando Manzanero.


Atípica celebración sin duda. Albricias llegaban por los dueños de la transmisión de la Sociedad de Autores y Compositores de México, desde sus redes sociales, pero también llovían porras desde las conversaciones abiertas para el público.


Personas verdaderamente sorprendidas de ver al español Manuel Alejandro interpretar por primera vez El amar y el querer y Procuro olvidarte, tal cual se las mostró al Príncipe de la Canción.


Por primera vez esas piezas corta venas tenían rostro original, pero no sólo ese par, también las que Rafael Pérez Botija le hizo al oriundo de Clavería.


Este tipo de momentos se robaron el homenaje al maestro del romanticismo, los espectadores estaban más emocionados por conocer los rostros detrás de las canciones más populares e interpretadas por sus artistas favoritos.


Otro asombro fue conocer a Marcela de la Garza, coautora de No quieres lastimarme, pregonada por Gloria Trevi; al igual que a Roberto Belester, la pluma autora de Nunca voy a olvidarte, una de las máximas interpretaciones de Cristian Castro, quien apareció en un video para dar sus felicitaciones.


Pero las condolencias llegaron. Desde colegas compositores y discípulos, hasta funcionarios públicos como la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero y la senadora Beatriz Paredes, la única figura que mandó su video usando una de las caretas que muchos mexicanos han optado por usar para aumentar su protección contra el virus.


Una de las joyas de la transmisión, para todo fan de Manzanero, fue ver algunas de sus participaciones en las famosas bohemias realizadas en la sala Roberto Cantoral de la sociedad que presidía, cuyo puesto heredó Martín Urieta.


Videos del fallecido compositor cantando Nada personal, Por debajo de la mesa, Adoro y Huele a peligro lo hicieron sentir mucho más vivo de lo que lo que sus compañeros expresaron.


Martín Urieta tuvo en sus palabras la definición estructural de lo que es un compositor: “el compositor le agrega rima, métrica, ritmo y lo convierte en canción”. Después dio cátedra, pese a su voz cansada, de dos piezas del cancionero popular más valioso de este país, porque con guitarra acústica se echó Mujeres divinas y Acá entre nos.


El maestro Urieta también tuvo rostro para muchos chavitos presentes, insistentes en ver y escuchar a Paty Cantú, desde que comenzó la transmisión a las 16:00 horas. Dieron mucho crédito a la pluma que escribió dos de las piezas más escuchadas en tertulias que se convierten en pachangas o simples reuniones con intención de ser borracheras.


Y esa fue la tendencia de la noche, celebrar a Manzanero y hacerles justicia a los creadores del soundtrack mexicano.


Alex Lora, Pambo, Reik, Leonel García, Diego Verdaguer, Moenia, Pablo Preciado (de Matisse), Gian Marco, Joss Favela, Teodoro Bello y muchos artistas más le dieron vida a esta bohemia que se prolongó por más de siete horas.


Juan Pablo Manzanero fue el heredero que salió, con piano, a darle el honor sanguíneo a la obra de su padre, con El ciego, un tema no tan conocido pero que siempre admiró del catálogo de su progenitor.

9 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram