• Zector 51

Reaparece rara abeja azul que se creía extinta desde hace 4 años


En Estados Unidos, una rara especie de abeja que los científicos daban por extinta, reapareció en Florida, de donde son endémicas, mientras miles de personas continúan confinadas para contener la pandemia de coronavirus.


Se trata de la calaminta azul, especie descrita por primera vez en 2011, cuyos ejemplares sólo habían sido avistados en cuatro lugares ubicados dentro de una área de casi 10 kilómetros cuadrados en Lake Wales Ridge, de la Florida Central.


En un comunicado, el Museo de Historia Natural de Florida informó que esta primavera el investigador Chase Kimmel redescubrió a los insectos color azul marino metálico.


El hallazgo ocurrió mientras el científico instalaba panales cerca de la flor denominada calaminta ashei, de la que los mencionados insectos dependen para alimentarse y cuya existencia también se considera amenazada.


"Estaba abierto a la posibilidad de que no encontráramos a la abeja en absoluto, así que el primer momento en que lo vimos en el campo fue realmente emocionante”.


Kimmel y su asesor, Jaret Daniels, director del Centro McGuire para Lepidópteros y Biodiversidad del museo, realizaban dichas actividades como parte de unproyecto de investigaciónde dos años, cuyo objetivo es determinar el estado y distribución actual de la población de abejas de calaminta azul, así como sus hábitos de anidación y alimentación.


El redescubrimiento del insecto es unprimer paso para conservar esta especiepoco estudiada y en peligro, consideró Kimmel.


Se cree que la abeja calaminta azul vive exclusivamente en la región de Lake Wales Ridge, un punto de gran biodiversidad reconocido a nivel mundial y uno de los ecosistemas con mayores registros de especies desaparecidas en Estados Unidos, según un informe del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de 2015.


"Esta es una abeja altamente especializada y localizada”.


De acuerdo con el Museo de Historia Natural de Florida, la calaminta azul es una abeja solitaria, que crea nidos individuales en lugar de colmenas. 


Aunque no se han encontrado sus nidos, se sabe que el insecto tiende a usar madrigueras, tallos huecos o agujeros en árboles muertos como nidos, debido a que el insecto es parte del género Osmia.

0 vistas

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram