• Zector 51

¿Qué es una contractura muscular y cómo puedo evitarla?


Las contracturas musculares son una de esas lesiones que podemos enfrentar en cualquier etapa de nuestra vida.


Existen padecimientos de los que hemos escuchado mucho pero desconocemos exactamente a qué se refieren, cuáles son sus síntomas y cómo podemos evitarlos. Las contracturas musculares son una de esas lesiones que podemos enfrentar en cualquier etapa de nuestra vida, por lo que es importante saber identificarla.


Las contracturas aparecen por un esfuerzo superior al que puede aguantar el músculo, y puede ocurrir en un momento concreto, o por esfuerzos pequeños pero repetitivos.


¿Qué es una contractura muscular?

Una contractura muscular es una contracción del músculo involuntaria; sus fibras que se puede dar de manera continuada o puntual. Provocan dolor, debido a que la sangre no llega correctamente a las células musculares y, como consecuencia, se acumulan toxinas.


Esta lesión es bastante común, no sólo entre deportista. Es importante saber identificar las contracturas musculares y diferenciarlas de otras lesiones. Pueden distinguirse según cuándo se originen:


  • Durante el esfuerzo: Mientras realizamos ejercicio físico el cuerpo metaboliza sustancias activas. Si el esfuerzo es excesivo, por dureza o por falta de entrenamiento, el organismo no depura los metabolitos en el torrente sanguíneo y se produce dolor e inflamación

  • Posterior al esfuerzo: El músculo es incapaz de volver al estado de reposo. A veces ocurre después del ejercicio intenso cuando el músculo no es capaz de volver al estado de relajación.

  • Residuales: Cuando hay una lesión grave, la musculatura que la rodea tiende a contraerse como protección.

¿Cómo evitar una contractura?

Se pueden prevenir las contracturas musculares realizando un buen calentamiento, previo al ejercicio físico. También es útil hacer una programación progresiva de intensidad del ejercicio y un buen trabajo de flexibilidad evitará las contracciones musculares.


Evitar movimientos repetitivos, y en caso de permanecer mucho tiempo en la misma posición, se recomienda parar cada 2 horas para realizar estiramientos durante cinco minutos en la zona más afectada por la repetición. Además, tener una correcta postura y hábitos como los masajes o la aplicación del calor.

9 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram