Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/68
  • Zector 51

Qué es permacultura: ventajas y desventajas


¿Has oído hablar de la permacultura? Esta intenta ir un poco más allá que la agricultura ecológica y nació en los años 70 en Australia como parte del diseño de sistemas agrícolas estables y sostenibles.


Se puede considerar como una parte de la ecología que quiere acabar con el uso de productos agroquímicos y la contaminación en general, así como promover lo sostenible, equitativo y saludable, para mantener una relación adecuada con el entorno y no exprimirlo y agotarlo en un tiempo relativamente corto.


Si buscamos el significado literal, la definición etimológica de la palabra "permacultura", encontramos que, por un lado, "perma" deriva de "permanente" y que dentro de la ecología, se engloba la integración, la sostenibilidad y la autosustentabilidad, y que por otro lado, la palabra "cultura" hace referencia a "cultivo", promoviendo la filosofía ecológica y ética para integrarnos con el entorno.


Se trata de una forma de vida que se considera ética, sostenible, equilibrada con la naturaleza y que busca encontrar el punto en el que se puede mantener el presente a la vez que asegurar el futuro del planeta y de todos los seres vivos, incluidos por supuesto los humanos.


En la década de los 70 en Australia se buscó a partir de la agroecología distintas formas de conseguir agrosistemas que tuvieran en cuenta todo, es decir que fueran holísticos, que se pudieran dirigir hacia el autoabastecimiento de forma local, para poder convivir de nuevo con el entorno natural, como hacían nuestros antepasados, pero con mejoras gracias a los conocimientos que tenemos hoy en día.


Según los precursores de este tipo de agricultura y estilo de vida respetuoso con el entorno, que va más allá de la agricultura ecológica, David Holmgren (ecólogo e ingeniero de diseño ecológico) y Bill Mollison (biólogo, investigador, ecologista y activista), la permacultura se puede definir como un diseño plenamente consciente de los paisajes que imitan patrones y relaciones en la naturaleza, a la vez que pueden suministrar fibras, alimentos y energías en abundancia para satisfacer las necesidades de los seres locales.


En resumen, un entorno habitable diseñado a través de la permacultura logra combinar la vida de los humanos con la de los animales y las plantas del lugar, de forma totalmente armoniosa y provechosa para todas las partes. De este modo, aseguramos que podemos vivir perfectamente en la actualidad y que en el futuro también se podrá vivir en buenas condiciones naturales, cuidando y conservando el propio planeta en el que habitamos.


Principios básicos de la permacultura

Los principios de la permacultura son sencillos y centrados en poder alcanzar de la forma más adecuada posible lo que hemos comentado hasta ahora, tanto para las personas como para el medio ambiente en su totalidad.

  • Cuidar la tierra.

  • Cuidar a las personas.

  • Producción de alimentos.

  • Abastecer con energía renovable.

  • Reparto equitativo de la riqueza.

  • Diseño del paisaje natural.

  • Organizar (infra)estructuras sociales.

Principios del diseño permacultural

Además de los principios comentados, existen principios del diseño permacultural y los principales son los siguientes:

  • Integración: en el diseño todo está integrado de forma sostenible y que permanezca, que produzca de forma racional permitiendo que el medio se compense.

  • Ubicación relativa: hay que colocar los elementos de forma que se ayuden los unos a los otros, a modo de simbiosis.

  • La interacción: las funciones sean llevadas a cabo de distintas formas alternativas por distintos elementos afines. Por ejemplo, conseguir agua puede hacerse de distintas formas que se deben alternar para no agotar ninguna.

  • La planificación de la energía: el uso de energías debe ser dirigido al ahorro de estas, que sean lo más autónomas posible, por lo que se colocan los distintos sectores de cultivo y construcciones de forma que esto se favorezca.

  • La autosuficiencia: aunque es uno de los objetivos de la permacultura, la autosuficiencia es también un medio para conseguir un sistema integral así. Los entornos autosuficientes son independientes del comercio.

  • Desarrollo local: se busca el desarrollo de la forma más local posible, ya que es así como se puede encontrar un equilibrio con el medio natural, practicando la economía local y los espacios sociales dirigidos a este tipo de consumo equilibrado que permite que el medio se compense.

  • Cooperación y solidaridad: la permacultura promueve el sentido de comunidad y unidad, por lo que todos los proyectos son cooperativos y no enfocados al uso totalmente individual ni mercantil a nivel global.

Principales ventajas de la permacultura

Así, son muchos los beneficios que podemos obtener de este estilo de vida, pero para mencionar los principales destacamos las siguientes ventajas de la permacultura:

  • Permite vivir de forma más saludable que la mayoría de la sociedad actual.

  • Se cultiva y se consume por temporadas según las necesidades reales del cuerpo en cada estación del año.

  • Los recursos utilizados provienen de la naturaleza y del entorno inmediato, por lo que los costes iniciales son menores.

  • No es necesario usar grandes máquinas ni trabajo intensivo para aumentar la productividad del terreno.

  • La tierra que se trabaja con permacultura es muy fértil, ya que se trata y cuida de forma natural, tanto con procesos como con producto totalmente naturales, lo que permite que a la larga se autorregule sola e incluso se proteja de enfermedades.

  • Ayuda a la economía personal de quienes siguen este estilo de vida, ya que los gastos son menores.