• Zector 51

Preparan regreso a los cines


Uso de guantes y cubrebocas por parte del personal que trabaja en los cines, presencia de gel antibacterial en distintas áreas, así como una campaña en la que se invitará al usuario a comprar sus entradas a través del call center o de aplicaciones de las empresas serán algunas de las medidas que tomarán las cadenas de cine a partir del próximo lunes 15 de junio, cuando se estima que las exhibidoras comiencen a operar, una vez que se otorgue la autorización por parte de las autoridades.


Se estima que la apertura va a ser el 15 de junio, siempre y cuando el semáforo esté en naranja. Eso va a depender de cómo se vaya comportando la pandemia. Las salas no se van abrir al cien por ciento de su capacidad, pues va a haber una reducción del aforo al 50 por ciento o un poco menos. Así lo piden las autoridades y así lo están planeando los mismos cines para que la gente se sienta segura. Se garantizará que entre los usuarios habrá el distanciamiento de 1.5 metros al frente y lateral, como un tablero de ajedrez.


Los sistemas de venta de boletos de los cines van a garantizar que eso suceda”, comentó a Excélsior, Tábata Vilar, directora de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine).

Para dar a conocer éstas y otras medidas, como la programación de funciones escalonadas para evitar aglomeraciones, un protocolo especializado para darle acceso escalonado a la gente al lobby de los cines, el que los trabajadores usarán máscaras y guantes especiales para atender al público, así como la supervisión y limpieza exhaustiva de los ductos de aire, las exhibidoras lanzarán en estos días una campaña informativa.


Se van a hacer campañas especiales para informarle a la gente acerca de esa seguridad que les queremos dar para que regresen al cine. Son protocolos de reingeniería que se han trabajado junto a especialistas e infectólogos, de la mano de las autoridades de la Secretaría de Salud y la Secretaría del Trabajo.


En estos días se darán a conocer estas campañas y también se realizarán una serie de cineminutos completos con las medidas que hay que tomar dentro del cine, como son el estornudo de cortesía.


Comprar los boletos on line y los cambios de hábitos. Eso algo en lo que los exhibidores y la industria cinematográfica sabemos que es crucial para que la gente tenga confianza de regresar”, explicó Vilar.


Estas medidas se usarán como parte de la nueva normalidad con su sana distancia de la que hablan las autoridades cuando se retomen paulatinamente las actividades en el país.


Así como en los supermercados, donde los pasillos tienen un sentido como las calles y en el área de cajas hay cruces en el suelo para que la gente mantenga la distancia, en los cines se implementará algo similar. Habrá sentidos en los pasillos y se pondrán señalizaciones en el suelo con publicidad de las películas para marcar la sana distancia en ciertas áreas.


Según lo expresado por Tábata Vilar, esta nueva modalidad se empleará hasta que las autoridades indiquen que ya es seguro para la salud que los cines puedan volver a operar con mayor capacidad.


“SALDREMOS ADELANTE”

El pasado 27 de marzo las autoridades indicaron el cierre de las salas de cine para evitar contagios relacionados con el covid-19. Esto generó pérdidas económicas que aún no se han aterrizado completamente en la industria fílmica debido a las distintas variantes como son alquileres, gastos de operación, empresas que suministran alimentos, dulces e insumos de limpieza, entre otros.


El único dato que tenemos y que calculamos internamente es lo que se dejó de percibir. No se puede hablar de que ésa es la pérdida, porque hay que sumar los empleos que no se han dejado de pagar en los exhibidores y hay que sumar todos los gastos de operación que se tienen aunque haya funcionamiento. Si hablamos de mayo, se dejaron de percibir un estimado de mil 510 millones de pesos. Dependiendo de las semanas de exhibición de alguna cinta, los distribuidores dejaron de percibir 755 millones de pesos y la otra mitad serían las pérdidas de los exhibidores, pero, insisto, hay que sumarle los alquileres de sala, el pago de renta a las plazas comerciales más las nóminas de más de 40 mil empleados. La pérdida sería de varios miles de millones de pesos”, explicó Tábata Vilar, titular de Canacine.

Según los datos proporcionados por la Canacine, y tomando como referencia los meses de marzo (del 25 al 31 de marzo), abril, mayo y junio (del 1 al 15 de junio) del 2015 al 2019, se sacó el promedio de pérdidas de cada mes correspondiente al 2020.


Del 25 al 31 de marzo del 2020 se tiene una pérdida estimada en la taquilla de 325 millones de pesos, en abril se estima una merma de mil 617 millones de pesos, en mayo, como se señaló antes, sería de mil 510 millones de pesos y para junio se hablaría de una pérdida estimada de 689 millones de pesos, tomando en cuenta que las actividades se reanudarán tentativamente el 15 de junio.


La suma de las pérdidas de estos cuatro meses del 2020 dará un estimado global de cuatro mil 143 millones de pesos con una pérdida de asistencia estimada de 83.2 millones de asistentes.  Si dividimos el estimado global de los cuatro meses mencionados del 2020, es decir los 4 mil 143 millones de pesos, nos da un promedio mensual de pérdidas de mil 103 millones de pesos.


Sin duda vamos a salir adelante, que de eso no quede la menor duda. Es un mercado muy sólido el que tiene México y somos el cuarto país con más boletos de cine vendidos. A los mexicanos nos gusta al cine, somos consumidores y tenemos empresas (los cines) que son de clase mundial con un éxito absoluto en el territorio en el que están. Lo mismo va a pasar con el rubro de la producción y nos vamos a volver mucho más competitivos. No sé en cuánto tiempo nos vaya a tomar las pérdidas de estos meses, pero saldremos adelante”, remató Vilar.

20 vistas

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram