Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/68
  • Zector 51

Príncipe Harry y Meghan Markle podrían ser sancionados por entrevista


La Corona Británica evalúa quitar al Príncipe Harry de Inglaterra y a su esposa, Meghan Markle, sus títulos de duque y duquesa de Sussex, luego de las explosivas revelaciones que hicieron durante la entrevista que otorgaron a la famosa conductora de televisión estadounidense Oprah Winfrey.


Fue en enero de 2020 cuando la pareja anunció su decisión de renunciar a su título de alteza real y por ende, a ser parte activa de la familia real británica. Desde entonces, cada cosa que hacen es mirada con lupa por la monarquía, sin que encontraran mucho que reprocharles, hasta ahora.


La entrevista del Príncipe Harry y Meghan Markle, que pudo verse en Estados Unidos la noche del domingo 7 de marzo, será emitida este lunes en la televisión británica.


“Nada está fuera de la mesa”: Fuentes de la familia real sobre posibles castigos a Meghan y Harry

De acuerdo con el diario The Times, voces oficiales de la familia real señalaron que si se determina que los duques de Sussex revelaron asuntos internos de la Corona Británica, entre los castigos que se les impondría “nada está fuera de la mesa”.


Esto implicaría que se le podría pedir al Príncipe Harry y a Meghan Markle que devuelvan sus títulos reales.


Las sanciones están sujetas al acuerdo que ambos hicieron con la Corona cuando se decidieron retirarse de sus funciones como miembros activos de la realeza para vivir como ciudadanos privados.


Medios británicos afirman que la reina Isabel II de Inglaterra, quien tendría la última palabra en la determinación de sanciones, está “bastante molesta” por la entrevista que su nieto y Markle dieron a la televisión estadounidense.


Príncipe Harry y Meghan Markle ya habían sido despojados de otros títulos el año pasado

Harry y Meghan fueron despojados de sus patrocinios y sus títulos militares cuando dejaron Reino Unido, para mudarse a vivir a California, Estados Unidos, con su hijo Archie.


Antes de que explotara este escándalo, que vincula a la monarquía británica con conductas racistas y frívolas ante los padecimientos mentales de Meghan Markle, diferentes miembros del servicio del palacio real denunciaron que la todavía duquesa de Sussex por acoso laboral. Ante ello, la reina Isabel II expresó su preocupación y ordenó abrir una investigación.

10 visualizaciones0 comentarios