Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/68
  • Zector 51

Platillo yucateco para estos días de finados


La península de Yucatán, junto con el montañoso estado de Oaxaca, se encuentra en lo más alto de la lista de destinos culinarios y gastronómicos de todo México. No se puede comparar la comida sencilla del norte de México – y mucho menos la oferta Tex Mex del sur de Estados Unidos – con la compleja mezcla de sabores e ingredientes exóticos y los laboriosos métodos de preparación transmitidos de generación en generación en estas regiones.

Los platos más populares han pasado de prepararse en hogares, tanto humildes como acomodados (pero siempre por las mismas manos indígenas), a restaurantes de lujo con manteles de lino, llamativos nombres mayas, decoración elegante y música de ambiente. He aquí algunos favoritos.

Mucbilpollo

Este es el popular tamal horneado en tamaño familiar para las celebraciones del Hanal Pixán. También son conocidos popularmente también como “Pibes” (no confundir con los jóvenes argentinos) en referencia a que se cocinan en el horno de tierra subterráneo de ese nombre. Estos tamales de masa de maíz se colorean y aromatizan con condimentos como el achiote, y suelen hacerse con pollo y/o cerdo. La manteca de cerdo también es un ingrediente importante, así como la hoja de plátano que se utiliza para envolver el producto antes de cocinarlo.

Si prefieres comerlos con cuchillo y tenedor y sentarse en una mesa con aire acondicionado y servicio de bar, puedes pedir pibes en la mayoría de los restaurantes yucatecos clásicos, como Los Almendros, Manjar Blanco, MUGY y Chaya Maya. Sin embargo, puede encontrar algunos tamales excelentes en la calle o incluso en la carretera. En particular en la carretera Mérida-Cancún, en el pueblo de Libre Unión, donde un grupo de mujeres los preparan y cocinan todos los días, sacándolos de la tierra alrededor de las 11 am. Prepárate para competir con camioneros, operadores turísticos y otros conductores de la carretera libre o sin peaje, ya que esta parada es una parada obligatoria: todos se detienen a comprar para disfrutar en el viaje o de vuelta a casa con la familia. En mi caso, pasar por el pueblo y NO parar a comprar uno para la casa es motivo de divorcio. No olvides la bolsita de salsa de tomate asado con un toque de habanero, ¡delicioso!


82 visualizaciones0 comentarios