top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

¿Pie Grande realmente existe? Estos avistamientos en Estados Unidos podrían comprobarlo


Desde que los científicos descubrieron la evolución humana, mucho se ha especulado con la existencia de un ‘eslabón perdido’.


Un ser que podría ser el punto de encuentro entre nuestros antepasados primates y el hombre, tal y como lo conocemos hoy. Un ente que conserva características de mono, pero que es capaz de caminar en dos pies y con algunos rasgos de pensamiento crítico.



Para muchos, este animal yace en la profundidad de la Tierra; un esqueleto esperando a ser descubierto para seguir sumando piezas al rompecabezas de la evolución humana; sin embargo, para otros, este ser sigue viviendo entre nosotros, en las frías montañas del noreste de Estados Unidos; el legendario Pie Grande.


¿Quién es Pie Grande?

De acuerdo con las leyendas folclóricas de las comunidades indígenas de Norteamérica, Pie Grande, o Sasquatch, es una criatura mítica de grandes dimensiones con el aspecto de un primate. Perteneciente a la familia de los homínidos y capaz de recorrer largas distancias con tal de conseguir comida.


Según la tradición hablada de estas comunidades, Pie Grande habita en las zonas montañosas y boscosas de los Estados Unidos, que va dejando enormes huellas y pedazos de pelo a su paso.


Y aunque parecía que todo se trataba de una leyenda, estos antiguos relatos despertaron el interés de la comunidad científica a lo largo y ancho del planeta, y fue a mediados del siglo XX cuando los expertos se dieron a la tarea de comprobar su existencia.


Avistamientos y evidencias

En 1958, mientras un equipo de constructores trabajaban al norte de California, un operador de maquinaria pesada encontró enormes huellas que parecían revelar la presencia de un homínido de más de dos metros de estatura; pero los más escépticos desecharon el descubrimiento llamándolo una ‘broma’, pues era imposible que nadie hubiera visto al gigante ser deambulando por aquellos rumbos.


Unos años más tarde, la obsesión por descubrir a Pie Grande llevó a un par de jóvenes documentalistas aficionados a las montañas del norte de California; fue en 1967 y con una cámara, se plantaron por horas para ver a un ejemplar del Sasquatch en la naturaleza.


Para sorpresa de todos, lograron lo que parecía imposible; grabaron al gigante simio de las montañas californianas mientras caminaba. Aquellos pocos segundos pasaron a la historia por ser la única evidencia de la supuesta existencia de Pie Grande.


Teorías y conspiraciones

La comunidad científica no tardó en estudiar a fondo la grabación casi amateur del Sasquatch; mientras unos aseguraron que la evidencia era irrefutable, otros lo negaron rotundamente, diciendo que se trataba de un hombre alto disfrazado para generar controversia.


Esto; no obstante, dio paso a que los teóricos de la conspiración debatieran sobre la posibilidad de que el famoso eslabón perdido de la humanidad siga viviendo entre nosotros, escondido en lo más recóndito de los bosques de Norteamérica.


Mientras algunos siguen lucrando con esto para ganar fama y reconocimiento, el misterio sigue abierto; las posibilidades siguen abiertas y cientos de personas alrededor del mundo siguen preguntándose, ¿realmente existe Pie Grande?

192 visualizaciones0 comentarios
bottom of page