• Zector 51

Mitos de la pandemia que resultaron ser fake news


Ha pasado un año desde la cuarentena derivada de la pandemia del coronavirus. Al ser un virus desconocido para los seres humanos, durante los últimos meses han surgido varias teorías y conspiraciones relacionadas con la Covid-19 y que resultaron ser falsas.


La mayoría de estas creencias fueron dadas a conocer a través de cadenas por los usuarios de WhatsApp y redes sociales como Facebook. A fin de cuentas, todas ellas desinformaron a gran parte de la ciudadanía e incluso algunas de éstas siguen vigentes entre algunos individuos.


Las vacunas no matan

Desde la aplicación de las primeras vacunas de Pfizer en Estados Unidos, algunas personas han tenido contraindicaciones después de que se les administró una dosis del fármaco, lo cual fue tomado por algunos como una señal de que esta sustancia era mortal para la ciudadanía.


Al respecto, expertos como el infectólogos Francisco Moreno han asegurado que esta información es falsa y los problemas que hay después de la aplicación de esta inyección está relacionado a un grupo mínimo de la población que suele tener alguna alergia a este tipo de sustancias o una complicación médica.


No los estaban matando

En mayo del 2020 un grupo de familiares de pacientes con coronavirus entraron a la fuerza al Hospital General "Las Américas" ubicado en Ecatepec para grabar con sus celulares y agredir al personal médico que atendía a las personas internas en el recinto.


En el lugar aseguraron que los médicos estaban asesinado de manera premeditada a los enfermos, ya que ellos los habían dejado con síntomas leves de la enfermedad. Una vez que se conoció el avance de la enfermedad se determinó que las acusaciones eran infundadas, ya que el virus puede afectar en horas a una persona aparentemente sana.

No les estaban quitando el líquido de las rodillas

En esta misma semana, algunas personas aseguraron tener algún conocido que les indicó que las personas internas por coronavirus estaban siendo víctimas del robo de "líquido de las rodillas". Según esta versión, la sustancia se vendía en el mercado negro por más de 10 mil pesos.


Al final se dio a conocer que el líquido sinovial no suele ser inyectado en otras personas, ya que no hay métodos para esto y además hay otros procedimientos más baratos y eficientes relacionados al ácido hialurónico, por lo que el negocio basado en la sustancia antes mencionada es inexistente.


No esparcieron virus desde helicópteros

Durante la cuarentena surgió la cadena de audio de WhatsApp en la que el supuesto conocido de un militar daba a conocer que las autoridades que se estaba esparciendo el coronavirus desde un helicóptero en las zonas más pobladas del país.


La excusa de esto era que las autoridades querían hacer una limpia de personas en los lugares más marginados de la capital. Las autoridades descartaron esta información y tampoco hubo evidencias de que alguien adquiriera la enfermedad por medio de este método.


No están controlando la población

Otra de las teorías de conspiración llegó de la mano de los que aseguraban que los líderes mundiales y las sociedades secretas como los Illuminati habían planeado realizar una purga por medio de la pandemia. El motivo de esto, aseguraban las cadenas, era presentar una cuota de muertos para que así se pudiera continuar con el dominio sobre la población.


Al final nunca se presentó una evidencia sobre este panorama, por lo que se descarta que esté basado en algo más que un rumor que no puede ser comprobado.


No es una cortina de humo

A inicios de la pandemia hubo una tendencia que explicaba que la enfermedad no existía y era una cortina de humo para evitar que se siguiera criticando al presidente Andrés Manuel López Obrador por el operativo en el que se capturó al hijo de Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo".


La teoría aseguraba que inclusive la palabra "Covid" podría relacionarse con el nombre del hijo del capo "Ovidio". De ahí que surgiera el término "Covidio" para explicar este suceso. El gobierno no tuvo que siquiera reaccionar a esto, debido a que es un disparate por donde se le vea.


Chips y red 5G

Algunas personas aseguraron que las vacunas contra la enfermedad tendrían dentro de sí un chip que permitiría modificar la conducta de las personas; además de esto, surgió la teoría de que las antenas que permiten la transmisión de la red de internet 5G transmitían el virus.


Esto llevó a que varias personas derribaran torres de conexión y temieran de acercarse a ellas. Cientos de expertos han negado ambas teorías, ya que no hay tecnología como incluir estos artefactos en un fármaco o transmitir una enfermedad solamente con ondas.


Las mascarillas no envenenan

Uno de los peros que puso una parte de la ciudadanía fue el uso del cubrebocas, debido a que el subsecretario Hugo López-Gatell aseguró que no era una medida eficiente contra el virus.


Al respecto, a la red se subieron algunos videos en los que algunas personas solían decir que estos dispositivos servían para envenenar a la gente con el CO2 que expulsa su cuerpo. Pese a esto, la Organización Mundial de la Salud descartó esta información y dejó en claro que podían salvar la vida de las personas.


No te roban el recuerdos

Los termómetros digitales fueron una de las herramientas primordiales a la hora de detectar casos de coronavirus, por lo que fueron colocados en las entradas de los supermercados. Pese a que hicieron que la labor de evitar transmisiones fuera más sencilla, algunas personas dijeron que éstas máquinas tenían radiación que podía afectar las neuronas.


En broma, una mujer dijo que le borraran el recuerdo de una amargo amor cuando pasó por este procedimiento y se convirtió en un personaje viral; sin embargo, varios expertos han argumentado que esta herramienta no desata la radiación suficiente como para afectar a los seres humanos en lo más mínimo.

14 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram