• Zector 51

“Me encanta que estemos de moda”: Ximena Sariñana


En junio de 2019 Ximena Sariñana se convirtió en la vocera de la campaña Justicia sin Discriminación, lanzada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México. Esta iniciativa apoyaba la guía presentada por la misma institución, Nada que curar, un documento con el que se buscaba combatir cualquier esfuerzo que intentara corregir la orientación sexual y la identidad de género.


A un año de distancia, la cantante mexicana se siente orgullosa de haber formado parte de esta iniciativa que impulsó, por lo menos en la Ciudad de México, la aprobación de las reformas del código penal para tipificar como delito las terapias de conversión bajo el nombre de Ley contra los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual o la Identidad de Género.


La verdad es que son de esas noticias que alegran el día sobre todo en momentos que estamos buscando eso, buenas noticias. Es una gran noticia que se haya aprobado, porque realmente por lo que pasaban estas personas, a lo que se veían expuestas por estas terapias de conversión, era absolutamente terrible y que hubiera personas que decían que sí funcionaban o que estaban en pro de estas cosas, me parecía genuinamente escalofriante.


Estoy súper contenta que de alguna manera hayamos podido poner nuestro granito de arena con la campaña Nada que curar, es un pequeño paso porque con la igualdad de género lo más importante es cambiar la percepción de la sociedad y para eso todavía nos falta mucho camino por recorrer, el que la gente entienda y esté en paz con todas las distintas formas y expresiones de amor, es un trabajo de muchos años... es estar buscando una sociedad y un mundo cada vez más inclusivo”, señaló a Excélsior vía Zoom.

Para Ximena, la música es su pasión y un vehículo para poner su granito de arena en diferentes causas sociales —hace poco se unió a la campaña de ayuda a los pobladores de La Playa en San José del Cabo—, y con esta perspectiva en mente ha unido esfuerzos con otras mujeres para impulsar su talento dentro de la industria de la música.


En un soundcamp que se hizo hace algún tiempo me di cuenta que me encontraba en una situación de estudio en donde estaba con puras mujeres, en toda mi carrera nunca había estado en un estudio así. Nos pareció muy importante organizar más para que haya más mujeres en la industria de la música, donde nuestras voces, maneras de hacer música y abordarla son distintas a la de los chicos. Vale la pena tener, si queremos tener, una industria y un mundo más inclusivo, me parece súper importante que haya más participación de chavas. Es un reto encontrar productoras que estén a cargo de esa parte, no se les da mucho la oportunidad o no existen referentes como para que haya chicas que se quieran dedicar a esa parte.


Llevo muchos años trabajando por la igualdad de género, he tenido un compromiso muy fuerte con esta causa. Me encanta que estemos de moda, el empoderamiento femenino, apoyarnos unas a otras y buscar un mundo donde la igualdad de género sea una igualdad en todos los ámbitos, de ir en contra de la violencia de género hasta acortar la brecha salarial, en mi caso, desde mi trinchera, buscar más mujeres en la industria y que haya más canciones hechas por mujeres. Me encanta que esté de moda y no necesito probarme, ni a nadie, por qué hago las cosas, es algo en lo que creo y que lo hago en mi trabajo”, agregó Sariñana, quien este año se convertirá en mamá por segunda vez.


Así, con un grupo de chicas trabajando codo con codo, es como Ximena creó Nostalgia, el sencillo que arranca la cuenta atrás de un nuevo disco que en 70% está hecho por chicas.


Quise organizar un soundcamp para mi disco con puras chavas en donde no solamente estuvieran las compositoras, sino también productoras que dieran seguimiento a los tracks. Lo armamos en Bogotá, Colombia, con chicas de diferentes nacionalidades.


Esta canción en particular fue una experiencia todavía más bonita porque salió al segundo o tercer día y acabamos todas las participantes en un cuarto con una guitarra, fue como un momento de mucha conexión con otras chicas, se sentía como una pijamada entre amigas, tenía esa vibra de nostalgia de esos años de preadolescente cuando soñabas muchas cosas con tus amigas”, señaló.

1 vista0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram