top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

Mía Rubín sorprende con su extraordinaria voz a capela


Durante más de 20 años, el matrimonio de Erik Rubín y Andrea Legarreta se consolidó como uno de los más importantes y seguidos en el mundo artístico en México debido a su larga duración, estabilidad y la popularidad que ambos tienen en el ámbito del entretenimiento y a pesar de que recientemente anunciaron que se separarían por un tiempo, lo cierto es que siguen estando estrechamente vinculados debido a sus dos hijas: Mía y Nina Rubín.


Ambos son reconocidos artistas en México, triunfan cada uno en sus respectivos gremios, por su padre Erik Rubin es un cantante y actor exitoso, mientras que Andrea Legarreta es una destacada conductora de televisión y son precisamente estos los talentos que han sido heredados a sus famosas hijas.

Ahora ha sido la mayor de las dos, es decir Mía Rubín, quien ha dado de que hablar, específicamente debido a que demostró toda la potencia de su voz, heredada por el exmiembro de Timbiriche, esto debido a que a pesar de que en varias ocasiones ha cantado e incluso tiene temas oficiales como “Cada beso”, “Me rehúso”, “Cuando Mueres por alguien” o “Con todos menos conmigo” a través de plataformas digitales como YouTube y Spotify, lo cierto es que en pocas ocasiones ha dejado ver el poder de su voz al cantar a capela.


Mía Rubín canta a capela y conquista en redes

Cantar a capela, es decir, sin ningún tipo de acompañamiento musical y solo utilizando la voz del cantante, es una de las mejores formas en las que un artista demuestra su verdadero potencial vocal, ya que no cuenta con instrumentos ni música de fondo que puedan enmascarar o distraer de su habilidad vocal.

Esta fue la forma en la que Mía Rubín fue captada en video por su padre Erik Rubín, esto de manera infraganti mientras ella se encontraba desde la comodidad de su hogar, específicamente desde las escaleras, en donde aprovechando el eco que hay en esta parte de su casa se dispuso a cantar con toda su energía y pasión.


Cantar a capela requiere un gran control vocal, afinación precisa, expresión emocional y una conexión íntima con la canción, tal y como lo hizo en esta ocasión la hija mayor de Andrea Legarreta, quien recordemos que durante su juventud también cantó en el grupo “Fresas con crema”, por lo que Mía ahora lleva en la sangre todo el talento vocal no solo del lado paterno, sino que este es heredado por sus dos famosos progenitores.


De esta forma, Mía demostró toda su destreza vocal y su capacidad para transmitir emociones de manera cruda y directa, lo que puede ser impresionante y conmovedor, pues cantar de esta forma, tan “al desnudo” es una forma de autenticidad y valentía, ya que no hay ningún elemento que pueda distraer entorno a la calidad de la voz.

585 visualizaciones0 comentarios
bottom of page