• Zector 51

Leonel García canta las de José Alfredo


El estilo José Alfredo Jiménez: noches de Tenampa, bohemias entre amigos, botella tras botella consumida y mucho sentimiento desembocado, desde el corazón y el hígado, en las más bellas canciones de la música mexicana, ¡no importa cuándo sea!


Pensar en replicar fielmente la fórmula no parece buena idea a los 45 años de Leonel García. Pero el despecho tenía que circular de alguna u otra forma, porque Amor pasado, su nuevo álbum, disponible desde hoy, no podía quedarse en el mero tributo a la tradición nacional, tenía que evocar de alguna manera el dolor, el desamor; había que desentrañarlo. 


Junté a mis amigos. Hicimos una pequeña tertulia en el estudio, echamos unos tragos y al calor de las copas, me metí a grabar. Todas estas canciones hablan del tequila, del mezcal, de la botella y con ellos viví muchas cosas así: desde el que me hablaba de la cantina porque lo dejó la novia hasta el que lloraba. Eché mano de momentos de la juventud.


A mi edad mi hígado ya no aguanta una borrachera como José Alfredo. Él cerraba el Tenampa dos o tres días, hasta acabarse el chupe, y te puedes morir. Era muy extremo. También por eso muchos se fueron muy jóvenes. Se acababan el cuerpo, así que me quedo con la simulación y los recuerdos de los 15-16”, compartió a Excélsior el músico, quien forma parte de Sin Bandera.


El álbum comenzó con la intención de grabar algo para un aniversario de El Rey y terminó con 13 canciones, teniendo como eje al autor de El jinete, de diversas y propias plumas, pero con un par de distinciones interesantes.


Atreverse a sacar la canción mexicana del mariachi sí es delicado, pese a que durante su niñez convivió por años con estas canciones en fiestas familiares, donde un par de sillas juntas eran su cama improvisada hasta que llegara la hora de irse a casa, sino que Leo busca la transmisión del mar de emociones a través de la interpretación. Lo nombró un ejercicio de nostalgia, guitarra y voz.


Enseñó las canciones a su suegra, a su mamá, a abuelitas y a sus amigos más chavalones para saber si las versiones les hacían sentido. Lo logró. Aunque no se atrevió a mostrarlas a los mariachis de cepa pura. “Todavía tengo que enfrentarme a los que son más puristas, pero a lo mejor me sorprendo y les gusta”, comentó.

6 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram