• Zector 51

¿Lentes? Descubre la diferencia entre Miopía, Hipermetropía y Astigmatismo


La salud de los ojos es muy importante para la vida diaria, es por ello que debemos conocer a ciencia cierta, el tipo de padecimiento para poder tratarlo adecuadamente.


Muchas veces no somos consientes de que necesitamos lentes o algún tipo de tratamiento de ojos y creemos que simplemente al adquirir lentes "para vista cansada" será el remedio a la molestia de la luz fuerte o no ver de cerca o de lejos.


Es por ello que debemos identificar qué tipo de padecimiento tenemos por lo que es importante acudir con un optometrista para que nos dé el tratamiento y la graduación indicada si es que necesitas anteojos o en su defecto, una cirugía.


Miopía

La miopía consiste en un desenfoque visual, ya sea porque la longitud del ojo es mayor de lo normal o porque se tiene mayor potencia focal de la adecuada.


En el ojo, la imagen que se visualiza lejana se ve "borrosa" debido a que se sitúa delante de la retina, por lo general, pareciera que los pacientes "no ven", sin embargo, su falla se debe a que su elevada potencia ocular les permite ver de cerca muy bien debido a que su retina tiene un enfoque óptimo.


Para compensar éste desenfoque a medias y largas distancias se prescriben lentes oftálmicos o de contacto que puedan contrarrestar el exceso de potencia ocular. Este padecimiento es muy común en la población a nivel mundial.


Hipermetropía

En la hipermetropía es el caso contrario a la miopía, y se refiere a que la longitud del ojo es más corta de lo normal y por ello tiene menos potencia focal de la adecuada, por lo que la imagen lejana se encuentra detrás de la retina y recibe, de igual manera, una imagen borrosa.


Aquí ocurre que entre más cercana es la imagen, más se aleja la retina del punto de enfoque y esto deriva que se vea borroso "de cerca".


Astigmatismo

El astigmatismo es un problema de visión muy frecuente que puede darse de forma individual o combinado con los anteriores padecimientos.


Las superficies de las estructuras del ojo, cornea o cristalino, no son completamente esféricas, sino "achatadas" u ovoides irregulares que asemejan a medio balón de basquetbol. Esta deformidad provoca que se formen dos focos diferentes de la misma imagen.


Por lo que no coinciden entre sí y provocan la disminución de la agudeza visual, por lo que hace que tengan la sensación de ver doble o borroso y vean los objetos distorsionados.

7 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram