top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

Lengua de las jirafas: color y cuánto mide


La jirafa (Giraffa camelopardalis) es un animal de inigualable altura, de hecho, es el más alto dentro del reino animal. Su longitud resulta una ventaja adaptativa para lograr alimentarse de las hojas y brotes más elevados y tiernos de los árboles, disminuyendo la competencia con otros herbívoros.


Pero este tipo de alimentación no es únicamente gracias a sus largas patas y cuello, sino que, la lengua de las jirafas presenta características particulares que convierten a este órgano en una parte fundamental de su anatomía.


De qué color es la lengua de las jirafas

Dada la inmensidad de las jirafas, el color de su lengua tal vez sea un detalle que puedas llegar a pasar por alto, pero resulta un dato muy interesante.

Las jirafas tienen una legua de color muy oscuro, entre negra, azul y morada, pero de hecho solo los primeros 20 cm más exteriores presentan esta tonalidad, ya que el resto es rosado.

Una de las posibles explicaciones adaptativas del color de la lengua de las jirafas es la protección contra los rayos ultravioletas. Resulta que el color oscuro se los da un pigmento llamado melanina, la misma sustancia actúa como un protector frente al sol.

Para encontrarle una coherencia a esta particularidad de las jirafas hay que tener en cuenta dos cosas:

  • Primero que las jirafas consumen varios kilos de material vegetal por día, lo que implica pasar al menos 12 horas al día alimentándose. En todo ese tiempo, la lengua se encuentra expuesta.

  • En segundo, lugar tenemos que tener en cuenta los hábitats en donde se encuentran las jirafas: sabanas, pastizales o bosques abiertos. Son sitios en donde la sombra escasea y los animales se encuentran expuestos al sol.

Por todo ello, una coloración oscura en la lengua de las jirafas es muy importante para evitar posibles quemaduras.

Cuánto mide la lengua de las jirafas

A lo largo de la historia, algunas especies vegetales han ido evolucionando y desarrollando distintos mecanismos y adaptaciones que les permiten defenderse de los animales herbívoros como, por ejemplo, la acacia, una especie que presenta espinas prominentes para proteger sus hojas y frutos de posibles depredadores.

La acacia es a su vez, una de las especies vegetales preferidas por la jirafa, muy abundante en la sabana africana. Aparentemente, este animal ha ido evolucionando junto con esta y otras especies, de manera tal que ha desarrollado una lengua con características que le permite alimentarse aún en presencia de tales espinas.

Las jirafas son rumiantes ramoneadores, su gran altura, sus labios y su lengua les permiten alimentarse de hojas, brotes y frutos de los árboles y arbustos más altos, lo que resulta inaccesible para otros animales. Podríamos describir la lengua de las jirafas con dos adjetivos principales: larga y fuerte.

La lengua de las jirafas puede medir hasta 53 cm de longitud, ¡aproximadamente 5 veces más que la de un humano! Gracias a ello, y a que es prensil, puede alcanzar y tomar su alimento sin dificultad. Por otro lado, su grosor y fuerza la protegen frente las estructuras defensivas de las plantas, como las prominentes espinas. Y aunque la lengua cumple un papel fundamental en la alimentación de la jirafa, sus labios duros y en punta también contribuyen a conseguir el alimento con facilidad.

Las jirafas no tienen la lengua más larga dentro del reino animal, es superada, por ejemplo, por el oso hormiguero, pero si tenemos en cuenta el volumen, puede que tenga la lengua más grande en proporción a su cuerpo.

Otras curiosidades de la lengua de las jirafas

Si has llegado hasta aquí ya conoces cuánto mide la lengua de las jirafas y de qué color es, ahora nos toca contarte sobre algunas otras curiosidades:

  • Es prensil: tanto la lengua como los labios, similar a la trompa de un elefante. Esta característica le permite a las jirafas explorar y agarrar las hojas, ramas, frutos y espinas, de manera tal de poder seleccionar mejor el alimento.

  • Es gruesa y rugosa: lo que las protege de las defensas físicas de las plantas, evitando lesiones.

  • Saliva antiséptica: la saliva de las jirafas es un tanto espesa y pegajosa, facilitando la ingesta de estructuras vegetales peligrosas como las espinas. Sin embargo, frente a una posible lastimadura la saliva contiene propiedades antisépticas, evitando infecciones y favoreciendo la cicatrización.

  • Limpieza: las jirafas usan su lengua no solo para alimentarse, gracias a su longitud también la utilizan para mantener los canales auditivos limpios o para sacarse espinas clavadas en la piel.

210 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page