Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/66
  • Zector 51

La historia del colapso y renovación de Mariah Carey


Mariah Carey nació el 27 de marzo de 1969 y en la década de los 90 del siglo XX era ya una estrella refulgente, lo cual llevó a que Mariah Carey hiciese, claro, una vida de estrella que con todos los excesos correspondientes, le llevaron a vivir una mala época de la que más tarde resurgiría.


La artista mundial que es hoy Mariah Carey fue una niña de clase media de Long Island, en Nueva York, que recibía insultos racistas porque su padre era afroamericano (procedente de Venezuela). Su madre había sido cantante de ópera y ejercía como profesora de canto y fue con quien vivió Mariah cuando se produjo el divorcio de sus progenitores. La imagen es la típica foto de anuario de High School

Mariah Carey vivió una especie de cuento de hadas, con patrones heteropatriarcales a la vieja usanza. Su príncipe azul era Tommy Mottola, hombre fuerte en la industria discográfica y patrón de Columbia Records, cuando en 1989 conoció a la artista en una fiesta. Un año después le produciría su primer disco y en 1993 ambos se casarían. Pero el talento era el de Mariah: con o sin Tommy Mottola hubiese triunfado.


Llegó la fama y codearse con otras estrellas. Véase en la imagen junto a Patrick Swayze durante la grabación de un programa de televisión. Aquellos maravillosos 90.


Junto a otra diva de los 90 como Whitney Houston, una joven Mariah Carey protagonizó momentos cumbre del pop. Entre 1990 y 2000, la cantante grabó siete álbumes de estudio donde se halla lo mejor de su carrera.


Eran tiempos en que la altura artística de Mariah Carey deslumbraba al planeta y la fuerza de su voz era tal que, incluso, daba para competir en un dueto con el gran tenor Luciano Pavarotti. No en vano Sony pagó más de 100 millones de dólares para que abandonase Columbia y grabase cuatro discos con ellos.


Pero ya en Sony, allá por 2001, Mariah Carey decide dar un radical giro artístico a su carrera y graba el álbum ‘Glitter’ y estrena una película con le mismo nombre. De ‘Glitter’ escribió el crítico Stephen Thomas Erlewine: «Colapso total: el equivalente en pop a Chernobil». Mención aparte merece la gorra de Vitalicio Seguros que lucía en la película, perteneciente al equipo ciclista que durante un tiempo patrocinó esta aseguradora. Al público de España le desconcertó el look.


Precisamente entre 1998 y 2001 mantuvo Mariah Carey una relación con el cantante mexicano Luis Miguel. Un amor entre estrellas que la prensa, claro, aplaudió. El fin del romance entre ambos y ‘Glitter’ dieron comienzo a un periodo turbulento para Mariah Carey.


De hecho, en verano de 2001, tras su ruptura con Luis Miguel ‘, Mariah Carey tuvo que ser hospitalizada. La razón oficial: «crisis emocional y física», según la nota de prensa difundida en aquel momento. Se retrasó la salida de ‘Glitter’, con lo que, para colmo, se lanzó el 11 de septiembre de 2001 (día del ataque a las Torres Gemelas). Todos los planes de Mariah Carey parecían salir mal.


Pero Mariah Carey siempre ha sido una mujer capaz de sobreponerse a sus fracasos y sigue con su promoción y sus conciertos. Y con el cine, su nueva obsesión.


La pasión por el cine fue durante esos años muy intensa en Mariah Carey. En 2002 rodaba junto a Mira Sorvino (en la imagen) el policíaco ‘Wise Girls’. De su éxito dice mucho que, tras estrenarse en el Festival de Sundance, fuese directamente al mercado del vídeo.


Planes hollywoodienses mientras EMI, con quien tenía contrato en 2002, decide prescindir de la artista porque las ventas de ‘Glitter’ son escasas. Sólo había vendido dos millones de copias (muy poco después, con la revolución digital, esa cantidad sería una quimera para cualquier artista). Mariah Carey pasará por Virgin y Universal.


Año 2003. Gala de entrega de los World Music Awards en Mónaco. El príncipe Alberto aplaude a una galardonada Mariah Carey. La artista ha lanzado ‘Charmbracelet’, un álbum que mejora las ventas del anterior pero al que la crítica pone alguna que otra objeción.


Otra prueba gráfica de la fama internacional de Mariah Carey: de gira en Moscú, donde dio dos conciertos dentro del Charmbracelet Tour.


Mariah Carey nunca se ha negado a participar en campañas filantrópicas o de interés ciudadano: bien para pedir la participación de los jóvenes a la hora de votar o, como en la imagen, recaudando fondos para los afectados por el huracán Katrina de 2005.


Llegará, además, a partir de 2005 una suerte de resurgimiento artístico de Mariah Carey con el álbum ‘The Emancipation of Mimi’ y un ‘Greatest Hits’ que vende miles y miles de copias en un momento en que la industria discográfica comienza a ver la incensante bajada de su negocio.


Mariah Carey conserva su juvenil aire de estrella del pop pero va madurando. Y su faceta de icono se impone a sus aciertos o desaciertos musicales.


De hecho, no podemos obviar que (por encima de todos sus grandísimos éxitos -quizá con más méritos musicales-) su ‘All I Want For Christmas Is You’ resulta un himno navideño planetario que año a año ha ido ganando plena vigencia. Fue lanzada en 1994.


Y, por otro lado, en 2009 (cuando celebró -en la imagen- su 39 cumpleaños) Mariah Carey tuvo una grata experiencia artística: al fin se consideró su trabajo como actriz e, incluso, fue premiada.


Con un aspecto muy poco glamouroso salía Mariah Carey en ‘Precious’, película dirigida por Lee Daniels. Por su interpretación (breve) de una entregada y seria asistente social ganó el Premio del Sindicato de Actores.


Y también en 2008 se casa Mariah Carey con Nick Cannon, con quien tendrá a los mellizos Monroe y Moroccan Scott. Se divorciarán en 2016.


Y en los últimos años ha seguido Mariah Carey grabando discos, haciendo conciertos y muy vinculada a Las Vegas, el lugar donde muchas grandes estrellas acaban teniendo su segundo hogar en cierto momento de su carrera.


En lo que se refiere al amor, Bryan Tanaka es la actual pareja de Mariah Carey. Se llevan diez años (él es menor) pero, teniendo en cuenta que llevan felices desde 2017, ese dato no tiene la menor importancia.


Con que Mariah Carey continúa en su particular estrellato, ya más allá de los vaivenes de la industria musical. Ella es historia viva del pop.

114 vistas0 comentarios