top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

La Casa de Fidel: Está es la razón por la que es el edificio más macabro de la colonia Roma


En la Ciudad de México, la colonia Roma es conocida por sus históricos edificios, cuyas fachadas evocan la esencia de diferentes épocas.


Varios de estas construcciones cuentan con su propia historia, las cuales han sido transmitidas a lo largo de las generaciones.

Con alrededor de 120 años de edad, la Casa de Fidel ha permanecido en los relatos de los capitalinos, desafiando el paso del tiempo con su inolvidable historia, repleta de escenas paranormales y poco digeribles para personas sensibles.


¿Cuál es el origen de la leyenda?

De acuerdo con la leyenda, el origen de la Casa de Fidel se remonta en los años 70, cuando el domicilio era habitado por Fidel y sus abuelos, ya que los padres del joven habían fallecido años atrás.


Fidel, un joven cuyos pasatiempos rondaban en las drogas y el libertinaje, había dejado de responder a las indicaciones de sus abuelos desde tiempo atrás, por lo que su deseo juvenil en experimentar nuevos tintes de la vida no había hecho más que acrecentarse.


No tomó mucho para que se uniera a una secta, la cual había descubierto gracias a unos compañeros de su escuela. Después de este suceso, los jóvenes empezaron a frecuentar sus ritos diabólicos en el sótano de la vieja casa, donde aprovechaban para consumir sustancias psicoactivas, realizar orgías y algunos otros eventos atestados de desenfreno.


Bajo este panorama, los abuelos del muchacho se encontraban temerosos por la presencia de dichos individuos. Eventualmente, sus más grandes miedos se hicieron realidad.


¿Qué sucedió con la familia?

Los vecinos aseguraron que la presencia de Fidel y sus tutores no había sido percibida por nadie durante varios días. Estos indicios habían aparecido dado que el abuelo salía todas las mañanas a barrer su banqueta, costumbre la cual nadie había atestiguado por más de una semana.


El tiempo transcurrió y las sospechas sobre si había ocurrido algo desafortunado dentro de la casa habían aumentado. Varios vecinos percibían un penetrante olor a putrefacción al pasar por la casona. De este modo, un grupo de personas decidió acudir a las autoridades para asegurarse que todo estaba en orden dentro del lugar.


Se dice que Alicia, la dueña de la tienda de enfrente, trataba de contactarse con los ancianos y el nieto gritando sus nombres, intento con el que no obtuvo respuesta alguna.


Los agentes policiales decidieron subir al primer nivel, donde se encontraban los dormitorios. Allí, se percataron de que una recámara se encontraba abierta. Adentro encontraron el infortunio por el cual la casa es recordada hasta el día de hoy: los adultos mayores yacían inertes sobre una cama matrimonial, desnudos y rodeados de sangre seca. Sin embargo, la escena no acaba ahí, ya que ambos tenían una estaca de madera clavada en el pecho, y sus cuerpos se encontraban en un avanzado estado de descomposición.


Los vecinos y elementos policiacos se encontraban sumamente perturbados por lo que habían presenciado, aunque no habían encontrado el cadáver de Fidel, quien se encontraba desnudo y colgado de una lámpara con una cadena metálica.


Debajo de él, se encontraba un mensaje perturbador:

“Señor, perdóname, pero no podía dejar a mis abuelos con este sufrimiento”.


Después de este macabro suceso, algunas otras familias han intentado permanecer en el domicilio, pero ninguna ha perdurado, dado que, de acuerdo con los rumores, suceden eventos de tinte paranormal.

228 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page