Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/68
  • Zector 51

Joven con discapacidad es agredido en un establecimiento por llevar a su perro de compañía


Un video que está dando vueltas por internet muestra el bochornoso e indignante trato que le dieron a un joven con discapacidad dentro de un establecimiento en Ontario, Canadá, junto con su perrito de compañía.


El joven además fue golpeado por dos sujetos, quienes son los dueños del restaurante Milton en la provincia de Kitchener de aquella localidad, la ‘excusa’ de ambos sujetos fue que el muchacho quiso entrar a su establecimiento junto con el perrito, lo cual no es correcto, según estos tipos, sin embargo, el perrito está entrenado como perro de compañía, razón por la cual está permitido y es un delito negarle el servicio a una persona que lo necesite.

En el clip de video se aprecia el momento en el que el muchacho forcejea y grita, visiblemente alterado, lo que quizá sea una reacción derivada de su condición física y emocional, mientras el par de sujetos lo zarandea y golpea por negarse a abandonar el local, cuestión que no era justa por la condición del joven y porque la ley se lo permite en Canadá.


Comensales que se encontraban en el sitio, solo atinan a gritarle a los dueños del restaurante que lo dejen en paz, mientras el perro se mantiene quieto, siendo el único ecuánime dentro de la cerrazón tanto de los sujetos que continuaron golpeando, insultando y discriminando al muchacho, como de los clientes que solo gritaban pero no hacían nada por detener la agresión.


Respuesta fulminante en redes

Sin embargo, a pesar de los gritos y peticiones de los comensales, lo sujetos no pararon y dejaron maltrecho al joven, quien finalmente abandonó el sitio, no sin antes recibir muestras de apoyo por parte de quienes fueron testigos del ataque.

En redes sociales la reacción fue más dura, decenas de internautas señalaron que el joven tiene todo el derecho de demandar y pedir el apoyo de la policía ante lo que consideraron un trato inhumano y con total impunidad de los dueños del restaurante para una persona que necesita de apoyo, mismo que el perrito le brinda, por lo tanto, esa actitud que tuvieron con su cliente, es un acto de discriminación y odio que no puede ni debe repetirse.


Por lo tanto, miles de usuarios en redes sociales, llamaron a boicotear este restaurante por la agresión y trato inhumano que le dieron no solo a un cliente, sino a un ser humano que necesitaba apoyo y lo único que recibió fue un trato indigno que no debería suceder en ninguna parte.

67 visualizaciones0 comentarios