• Zector 51

Jane Valencia logró recibirse como médico, su pase olímpico y debutar como madre


La imagen de Jane Valencia en lo alto del podio, con una medalla de oro sobre el uniforme de México y su hija Joy en los brazos es una que la luchadora atesora como ninguna otra.


La vida de Valencia, de 29 años, ha tenido múltiples cambios en los últimos años: su matrimonio, su ti­tulación como médico, el regreso a la lucha, una lesión en la rodilla, pero, sin duda alguna, el cambio más grande que ha tenido es el de convertirse en madre.


Fue precisamente la decisión de traer a Joy al mundo la que cambió el rumbo de su trayectoria como atleta. “Yo creo que, si no fuera mamá, ni siquiera hubiera retoma­do la lucha”, menciona Jane, quien, después de dos intentos fallidos por asistir a una justa olímpica, decidió dejar la lucha y concentrarse en sus estudios de medicina.


En 2018, la pequeña Joy tenía apenas seis meses cuando su madre tuvo que separarse un año de su esposo, el luchador puertorrique­ño Jaime Espinal, para realizar su internado en Guadalajara y obtener su título profesional.


El año de internada es la eta­pa más difícil de un estudiante de medicina porque te pasas mucho tiempo en el hospital haciendo prácticas, a veces pasas 36 horas sin dormir o comer bien. Mi mamá se quedaba con Joy cuando me tocaban guardias. No sé si es un instinto maternal o la necesidad tan grande de tener a tu bebé cer­ca, pero, aunque estaba fatigada, yo me dormía hasta que ella se durmiera en la noche”.


Durante esa complicada etapa, surgieron cuestionamientos sobre su futuro y fue entonces que Jane comprendió que, aunque llevara alejada de la lucha un par de años, no estaba dispuesta a dejar escapar el sueño de ir a unos Olímpicos.


Me propuse muchas cosas con base en mi situación. Yo creo que si no hubiese sido mamá ya hasta habría estado en una especialidad médica. Pero mi situación de mamá cambió mucho mis metas a largo plazo. No sólo por el hecho de que ahora es por mí, sino por el legado que yo le quiero dejar a mi hija”.


Tan sólo un día después de su ceremonia de titulación, Jane parti­cipó en el primer nacional de lucha de 2019, continuaba lactando y eso la llevó a sufrir una deshidrata­ción y una lesión en la rodilla que la marginó de las competencias el primer semestre del año. Pero la determinación de la atleta era distinta, ahora luchaba por dos.


Aunque hay precios que pagar, se pueden tomar las decisiones y llegar a donde quieres”, menciona Jane. Después de hacer rehabilita­ción en Guadalajara, se reunió de nuevo con su esposo en la Univer­sidad de Penn State, Pensilvania, en donde hasta la fecha entrenan. La rutina cambió y las cosas se fa­cilitaron para la atleta.


Hago un equipo muy grande con mi esposo, gracias a Dios; nos encanta ser papás y disfrutamos de Joy todos los días”.


Con la alegría en el hogar, en verano de 2019 comenzó con la preparación que la llevó a coronarse en el Preolímpico Continental en Ottawa. A la hora de subir al podio, Joy, que apenas cumplirá los dos años, corrió hacia los brazos de su madre mientras las lágrimas de felicidad empapaban sus mejillas.


En mis procesos, desde mi des­file de graduación, y hasta cuando gané la medalla en Canadá, me la llevé, quería que estuviera en el podio conmigo, darle a ella esa experiencia... quizá ahorita está chiquita y no entiende ese valor, pero cuando sea grande y vea eso y tenga que tomar sus propias de­cisiones, quiero que eso la motive a tener un sueño grande, que ten­ga el valor y la determinación de cumplirlo”, aseveró.


Valencia es la primera mexicana en la historia en conseguir un bo­leto a Olímpicos en lucha y, pese a la cuarentena, entrena arduamen­te pensando en replicar, en Tokio 2020 (2021), aquel momento en el podio canadiense abrazando a Joy.

LE ALCANZÓ

El Preolímpico de Ottawa se llevó a cabo en la segunda quincena de marzo, poco antes de que el mundo del deporte entrara en pausa.

  • En la final, Valencia logró el oro en la división de 57 kilos luego de que la estadunidense Helen Louise Maroulis sufrió una lesión que la margi­nó de la final.

  • Valencia había logrado su pase olímpico al ven­cer en la semifinal a la canadiense Linda Morais por marcador de 8-2.

0 vistas

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram