Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/68
  • Zector 51

¡Impresionante hallazgo en la Feria de Chapultepec! Descubren fábrica de vidrio debajo de la montaña


Donde ahora se levanta el Papalote Museo del Niño, y en lo que fue la aledaña Feria de Chapultepec, existió entre 1936 y 1968 la casi desconocida Fábrica Nacional de Vidrio.


Vestigios de arqueología industrial como fragmentos de tabique refractario y “cachos de vidrio”, encontrados bajo la montaña rusa del parque de diversiones, han revelado la existencia de la factoría.

Trabajos de salvamento arqueológico, a cargo de especialistas del INAH, realizados en el predio donde existió La Feria hasta 2018, localizaron evidencias de la producción de vidrio a gran escala, como parte de un relleno usado para nivelar el terreno donde se instaló la montaña rusa, en 1964.


Algunos viejos locatarios del Mercado Constituyentes recuerdan aún la fábrica por su chimenea de acero color naranja, y que se localizaba en la esquina de avenida Madereros (hoy Constituyentes) y Periférico, donde hoy se encuentra el Papalote Museo del Niño.


De acuerdo con la arqueóloga Liliana Márquez Escoto, la producción del que se hacía en el inmueble iba “en buena medida” para el suministro de los desayunos escolares y para el Ejército, después creció y se convirtió en proveedora de empresas como la Casa Pedro Domecq y Cervecería Modelo.


Los crípticos monogramas VM y FANAL, sellados en los fondos de vasos y botellas, fueron prácticamente las únicas pistas que sirvieron a Márquez para reconstruir la historia de esa fábrica. Fue en diferentes archivos documentales donde constató el establecimiento de la Fábrica Nacional de Vidrio en 1936, en terrenos del otrora Rancho del Castillo y Lomas de Santa Ana, el cual fue parte de la Hacienda Molino del Rey, en el siglo XIX.


La fábrica quedó establecida como sociedad anónima el 27 de mayo de 1935, con un capital inicial de 60 mil pesos, acciones repartidas entre cinco socios: dos industriales de origen español, Rutilo Malacara y Carlos C. Cubillas, y el resto mexicanos, Francisco Fuentes Berain, Virgilio M. Galindo y Antonio Berenguer Campos. El registro de la marca FANAL se realizó hasta 1975.


La política cardenista destinó terrenos del aún despoblado poniente de Ciudad de México, incluyendo secciones del Bosque de Chapultepec, como asiento de las industrias nacionales de vidrio, de asbestos y otras vinculadas al ejercicio militar, como la Fábrica Nacional de Cartuchos. Para 1955, la fábrica de vidrio contaba con un capital de 15 millones de pesos, tres años antes sus obreros intentaron una huelga, y entre 1967 y 1969 fue víctima de incendios que terminaron por arruinar sus áreas de hornos y bodegas.

143 visualizaciones0 comentarios