• Zector 51

Humedales: qué son, tipos y características


Desde hace más de 20 años, cada 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales. Con ello se pretende concienciar a la población de la necesidad y obligación que tenemos de conservar estos preciados ecosistemas.


Cada año, un lema diferente acompaña al Día del Humedal, destacando así la importancia de los humedales para nuestro futuro en medios de vida sostenibles (año 2016), los humedales y el manejo del agua (año 2013) o los humedales, la biodiversidad y el cambio climático (año 2010), entre otros lemas.


Fuente de innumerables riquezas naturales, los humedales aparecen en lugares tan remotos como la Isla Margarita de Venezuela, o el Valle de los Lagos en la frontera entre Mongolia, China y Rusia; así como en la isla con el mayor relieve montañoso del Mediterráneo (Córcega) y el estuario del Río Sierra Leona.


Los humedales son todos aquellos ecosistemas cuyos suelos aparecen permanente o periódicamente inundados, tanto en ambientes de agua dulce como en aquellos que presentan cierto grado de salinidad.


De esta forma, en los ecosistemas de humedales se incluyen tanto los humedales naturales, como las extensas marismas, los pantanos y las turberas, así como aquellos humedales antrópicos que fueron diseñados por el ser humano y que de forma artificial retienen agua, tanto permanente como temporalmente, adecuándose a las condiciones ambientales.


Tipos de humedales

Los humedales se clasifican, en primer lugar, según el tipo de agua de la que están compuestos, existiendo así humedales de agua dulce y humedales salados o salubres. A su vez, los humedales pueden ser naturales o bien artificiales (creados por el ser humano). De esta forma, los diferentes tipos de humedales que existen se engloban en los siguientes grupos:

  • Humedales fluviales o ribereños: son naturales y dulceacuícolas, formados por ríos, arroyos y cascadas.

  • Lacustres: lagos y lagunas naturales de agua dulce.

  • Palustres tropicales: incluye manantiales, oasis, bosques pantanosos, selvas inundables, ciénagas y pantanos permanentes o estacionales. Todos ellos de origen natural y de agua dulce.

  • Humedales marinos: estos humedales naturales de agua salada incluyen todo ambiente de aguas marinas someras, así como playas rocosas, de arena y de grava.

  • Estuarios: las aguas saladas estuarinas de origen natural forman a veces pantanos de agua salada y áreas de manglares.

  • Humedales lacustres/palustres de agua salada: incluye lagos y lagunas costeras salobres de origen natural.

  • Humedales artificiales: estos humedales son el resultado de obras antrópicas realizadas con el objetivo de almacenar o controlar cierto volumen de agua, como son los embalses y las presas.

Importancia de los humedales

Los humedales son uno de los ecosistemas de mayor importancia dentro del correcto funcionamiento de la naturaleza. Y no es para menos, pues son los responsables de albergar una increíble biodiversidad de especies de aves, peces y demás grupos de animales, así como una gran variedad de especies vegetales caracterizadas por su desarrollo hidrófilo, dependiente del agua.

Por otro lado, en cuanto a su valor dentro del mundo antrópico, los humedales sirven en numerosas ocasiones como áreas destinadas a la producción de alimentos que requieren grandes cantidades de agua para su cultivo, como es el caso del arroz. Otras veces son empleados como áreas para obtener materias primas, como la madera y los juncos.

Aún existen más factores por los que resulta de vital importancia la conservación de los humedales, ya que intervienen directamente en la regulación del ciclo hídrico superficial y de acuíferos, actuando como agentes controladores de posibles inundaciones; así como participando en el control de la erosión, la regulación del ciclo de nutrientes, la alta productividad biológica, la retención de dióxido de carbono en sus suelos y, en general, la estabilidad de los ecosistemas.

5 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram