top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

Horario de Verano: ¿Cómo prepararme para no sufrir el cambio de horario?


El pasado 13 de marzo en los 33 municipios de la franja fronteriza norte de México inició el horario de verano, sin embargo, será hasta el próximo 3 de abril cuando se aplique en el resto del país, a excepción de Sonora y Quintana Roo, quienes no entran dentro de este programa.


Más allá del ahorro energético y el tener una hora más de luz del día, el cambio de horario puede generar una serie de cambios negativos en la salud de algunas personas, pues esto provoca desajustes en los relojes biológicos. Uno de los cambios más frecuentes es el cambio de los ciclos circadianos.


Estos ciclos son aquellos de 24 horas desarrollados por los organismos vivos, entre ellos por supuesto los seres humanos. Estos ciclos sirven para que el cuerpo se ajuste a su actividad diaria, a los periodos de luz y están determinados por la salida y puesta del Sol.


Hay que tomar en cuenta que la palabra circadiano significa “alrededor de un día”, misma que proviene de las palabras latinas “circa” (alrededor) y “diem” (día).


Por tal motivo te hablaremos a continuación de algunos consejos que puedes aplicar para que el cambio de horario no te afecte en caso de que en tu estado o ciudad aún no haya aplicado el cambio.


¿Cómo prepararse para el cambio de horario?

La Clínica Mayo sugiere una serie de cambios en los ritmos del sueño en busca de evitar el impacto del cambio de horario de verano los cuales son los siguientes.


Ajustar el reloj progresivamente: El ajustar las horas de sueño y vigilia con pequeños incrementos puede ayudar a que el cuerpo tenga una transición progresiva hacia el nuevo horario, por ello se sugiere cambiar la hora de ir a dormir de levantarse de unos 15 a 30 minutos.


Tomar el Sol: La luz solar afecta el ritmo circadiano del cuerpo humano, por lo cual para ayudar a mantener el ritmo de sueño, se sugiere exponerse a la luz solar durante algunos períodos del día.


Usa aceites esenciales: Usar aceites esenciales pueden reducir la ansiedad y dar la sensación de calma. Algunos que puedes utilizar son lavanda, jazmín, manzanilla y vainilla.


Qué dormir bien sea tu prioridad: Días previos al cambio de horario, opta por dormir un poco más temprano y siempre evitar los aparatos electrónicos antes de dormir.


Siempre cena ligero: Cenar ligero antes de acostarse puede ayudar a dormir y además evitará que vayas al baño en la madrugada.


Siestas: Tomar siestas durante el día, te ayudará a descansar mejor cuando llegue el cambio de horario. Se recomienda que estas sean de 10 y hasta los 30 minutos y de preferencia entre las 14:00 y las 16:00 horas.

100 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page