top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

Gloria Trevi. “No debemos permitir que la edad nos defina”


Gloria Trevi sí cambia, reconoce que está en otra etapa de su vida, incluso comparte que la menopausia ha llegado y con ella la madurez que le permite percibir la vida de otra forma; aunque eso sí, disfrutando todo lo que tiene: sus hijos, su familia y el cariño de sus fans.


Lo que no cambia en ella “es el nervio y la emoción” que siente cada vez que estrena un tema o un disco.

Actualmente está presentando su producción número 13, Isla divina, en la que la esencia de la chica de las medias rotas y los zapatos viejos se conserva, pues la intención de seguir conectando con sus fans “esa sí que no la pierdo”, dijo la regiomontana en entrevista.


​¿Qué tiene de divino tu nuevo disco?

Isla divina es el mundo que existe en cada uno de nosotros, es el paraíso, el sueño, nuestro mundo ideal. Y pienso que, como dicen por ahí: ‘Si lo puedes soñar, lo puedes crear’. Venimos de una etapa espantosa: pandemia, guerra, discriminación, protestas, cosas que lastimaron mucho a la humanidad.


Afortunadamente, la humanidad no está hecha de las veces que nos caemos, sino de las que nos levantamos. El concepto lo inicié de una necesidad interna, pero mi sueño es que se convierta en tu isla divina, que este disco sea tus vacaciones, tu alegría, tu escape, tu ponte de buenas para salir al día siguiente y ser mejor. Son canciones de todo.


“Tengo una canción que se llama ‘Ensayando cómo pedirte perdón’, o sea, reconozco que me equivoqué; el tema ya se está volviendo un clásico. La gente la canta muchísimo, y tengo otra que estoy lanzando junto con el disco que se llama “Él se equivocó”; hay para diferentes situaciones, también está una canción súper relajada, que es “Sube”, esa es como para sacar tu coco y ponerte frente a la alberca, el mar, el tinaco o lo que sea, tomarle a tu coco y viajar a un mundo sin problemas, sin más nada que estar feliz, ponerte de buenas, que te suba, por eso se llama “Sube”.


¿Qué sensación te deja un disco nuevo después de tantos años y tantos discos?

De gratitud, me siento agradecida después de tanto tiempo, y de algún tiempo en el que ni siquiera podía estar vigente por tantas cosas que pasaron. Mantener a mi gente, que les siga gustando mi música; por ejemplo, que “La recaída” esté sonando tan fuerte en radio…, de repente hacer seis Auditorio Nacional; la sensación es de muchos nervios porque siempre quiero que me quieran, que les guste, que se sigan identificando, quiero evolucionar y no perder la esencia, así que no es algo fácil.


¿A qué atribuyes que después de tantos años sigas vigente?

Aparte de que Dios y el público son bien buenos conmigo, considero que sigo vigente porque la música que hago realmente me gusta, por eso la puedo defender con uñas y dientes. Y eso se siente, la gente lo percibe; por ejemplo, en tres conciertos en el Auditorio presenté dos canciones inéditas, una que se llama “Sube” –que es la que me dio el concepto del disco– y otra que se llama “Matemáticas” y la raza ya se la sabe, ya la canta. Que ustedes saben que La Trevi no fue la mejor de la escuela, pero porque no me enseñaron las matemáticas como se enseña en Isla divina (risas).


“En Isla Divina se enseñan así: ‘2 y 2 son 4 y 2 son 6, multiplicando besos yo sí me las sé. Llegamos cada noche, aunque no crean a la octava potencia… 6 y 2 son 8 y 8, 16, multiplicado sexo una y otra vez…’. Si así me las hubieran explicado en la escuela ya me las hubiera aprendido y hubiera tenido puro 10 (risas). Eso es lo importante, que disfruto lo que hago; y siento bonito cuando veo un video de los fans que suben en sus historias y me doy cuenta de que ya se saben la canción de ‘Matemáticas’”.


Con tantas propuestas, ¿es más difícil mantener la lealtad del público?

Mi raza es mi tribu, cuando nos conectamos en un concierto nos sentimos acompañados. Tengo a toda esa raza y la verdad no tengo duda de su lealtad. Y lo que es bien especial y mágico son los nuevos fans. Es bien bonito cuando de repente veo a niños y niñas cantando canciones como “Pelo suelto” y se arrastran en el piso; eso me hace feliz porque pienso que algo de lo que soñaba, que era romper con las barreras sociales, con las barreras de discriminación, racistas o sexuales, se ha logrado.


Vas a un concierto de la Trevi y es algo que la gente comenta, hay público de todas las generaciones, de todos los estratos sociales. Y a la hora de que vamos a cantar a una voz un tema es muy emocionante cuando se oye: “No querías lastimarme…” y todos gritan: “Me querías matar”. Si así fuera el mundo sería maravilloso. Si todos estuviéramos de acuerdo con una sola voz.


Has conocido la fama, la gloria, los malos momentos y el fracaso. ¿Hay algo que anheles?, ¿a qué le temes?

Soy mamá y quiero ver a mis hijos felices, quiero que ellos sepan distinguir la felicidad, porque a veces eres feliz y no te das cuenta. Quiero que como familia sepamos que nos tenemos los unos a los otros. Quiero que el público me quiera y que aquellos que no me conocen, un día dejen de señalarme con base en lo que les dijeron de mí y no conocen.


Quiero ser… ya soy una mujer madura, a mí ya me dio la menopausia, y la verdad es bien bonito, aprender a disfrutar ese momento y decir: ‘Ya me dio y no tengo porqué negarlo’, porque no es algo malo, es algo que es parte de la vida. Y entonces, mejor digo: ‘Voy a buscar las cosas que me ayuden hormonalmente, físicamente, a estar bien con mi salud, con mi cuerpo, conmigo en el espejo’. Eso quiero compartirlo y que otras personas, las nuevas generaciones de chicas, entiendan que la vida no acaba cuando se te acaba la regla, ni empieza cuando te empieza la regla.


Las mujeres tenemos muchísimas cosas más; y así como en su momento peleé por el tema de la virginidad, ahora creo que la edad no nos debe definir, ni musical, ni intelectual, ni sexualmente. La edad debe ser algo particular de cada persona y no una forma de discriminación.


“Ahora sueño con un mundo más igual y ser parte de esas voces que ayuden a lograrlo, a que las chavitas sepan que hay buenas noticias en el futuro para ellas. Imagínate, hay series que dicen que antes a los veintitantos años las mujeres ya eran solteronas y ahorita a los 40 apenas están en edad de casamiento (risas)”.


Fuera de los escenarios, ¿qué te gusta hacer?

"Tengo ganas de seguir haciendo música y conciertos, de hacer muchas actividades, me gustaría pintar y dirigir."


En lo que resta del año continuará con su gira por México y Estados Unidos y también irá a diversas ciudades de Centro y Sudamérica.


Gloria ha tenido participación en la bioserie que produce Carla Estrada, al leer los guiones de la producción.

304 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page