1/51
  • Zector 51

Flor de Toloache, el mariachi de mujeres marcado por la fusión


La fusión se ha convertido en uno de los signos distintivos de Flor de Toloache, primer grupo femenino de mariachi fundado en Nueva York, en 2008, por Mireya Ramos, que en los últimos años ha alcanzado un éxito inusitado.


Con un pie en la música tradicional, recurre a la mezcla con otros géneros para encontrarse con nuevos públicos. Así han nacido colaboraciones con grupos como The Arcs, Las Migas y Chicano Batman, y los cantantes Luba Mason y John Legend, por mencionar algunos.


Lo mismo han grabado canciones mexicanas tradicionales como Cucurrucucú paloma, La malagueña o Penas de amor, que composiciones de Juan Luis Guerra, No Doubt o los Bee Gees.


Nombre tomado de la planta conocida popularmente como la pócima del amor, Flor de Toloache comenzó como un trío que se inició tocando en el metro de Nueva York para tiempo después llegar a los grandes escenarios.


Actualmente, el grupo puede contar hasta con diez integrantes, dignas representantes de la globalidad, pues proceden de México, Puerto Rico, República Dominicana, Cuba, Australia, Colombia, Alemania, Italia y Estados Unidos.


Su talento las ha llevado a presentarse en festivales como Coachella, Womad y Womex, y ser invitadas al programa de televisión Later with Jools Holland, a la exposición Galería de Música Latina del Museo del Grammy y a un homenaje a la cantante Linda Ronstadt en el Lincoln Center.


Con tres discos a su cuenta, Mariachi Flor de Toloache, Las caras lindas (ganador del Grammy Latino en la categoría de Mejor Álbum de Música Ranchera/Mariachi) e Indestructible (nominado en los Grammy como Mejor Álbum de Rock Latino, Urbano o Alternativo), Flor de Toloache prepara el lanzamiento de Rock-Era.


Su cuarto disco rinde tributo a grandes canciones del rock en español, encabezadas por su versión de “Florecita rockera”, tema del grupo colombiano Aterciopelados, alegoría e invocación al poder y la presencia femenina.


Mireya Ramos dice en entrevista con M2 que ante la pandemia, el intenso ritmo de trabajo que llevaba el grupo con más de cien presentaciones por año, se vio frenado. “Fue muy triste porque obviamente la situación se volvió complicada. Justamente después de viajar a Australia y Nueva Zelanda se cancelaron todas nuestras giras, iba a ser la primera vez que iríamos a Europa. Luego se fueron cancelando las presentaciones que teníamos para el resto del año y en 2021”.


Por la pandemia, ella y su compañero se quedaron en Nueva Zelanda, sede de su último concierto, mientras que sus compañeras regresaron a Estados Unidos porque tenían que estar con sus bebés y sus familias. “Aquí no hay casi contagios y hemos disfrutado de esa libertad, pero ya se están dando las condiciones para que podamos regresar y cumplir con las presentaciones pendientes. Estamos felices de regresar a nuestro público”, indica Mireya.


¿Cómo fue tu experiencia de comenzar el nuevo disco de manera virtual?

Estamos acostumbradas a crear en el estudio, todas juntas, por lo que fue una experiencia nueva hacer esta colaboración a distancia. Estamos felices de que existan plataformas que nos permitan ir creando y lanzando música.

¿Cómo surgió la idea de su nuevo disco?

A principios del año pasado fuimos invitadas a Rock al Parque, un festival que se lleva a cabo en Bogotá, Colombia, y el organizador nos propuso hacer un espectáculo de puros covers de rock. Obviamente nos mostramos felices porque nos encanta hacer fusión. Dijimos que sí y salió tan bonito que decidimos convertir el show en un disco. Así que primero grabamos “Florecita rockera”, de Aterciopelados, que hemos estado promoviendo y será el primer sencillo de este álbum. No pudimos resistirnos a la diversión de hacer una versión al estilo Toloache de un clásico atemporal.


¿Cuáles otras canciones incluirá el disco?

Como es un tributo a la época en la que nos criamos —los años 80 y 90 del rock en español, aunque también incluimos algunas canciones en inglés—, escogimos algunos clásicos de Café Tacvba, Fabulosos Cadillacs, Robi Draco y otros de nuestros músicos favoritos. Estamos felices y emocionadas de que ya salga el álbum con esas canciones clásicas que nos encantan. De Café Tacvba grabamos “Ingrata”, pero le cambiamos el título a “Ingrato” por razones obvias.


¿Cuál es la intención de mezclar la música tradicional con otros géneros?

Para nosotras es muy orgánico hacer este tipo de fusión. Yo vengo de la tradición del mariachi por parte de mi papá, que es de Michoacán, pero me crié en Puerto Rico, y mi madre es dominicana, así que crecí escuchando todo tipo de música.


Mi acercamiento al mariachi viene desde otro punto de vista, comparado con alguien que está en el contexto de México o incluso Estados Unidos cuando crece escuchando solo música tradicional. Para mí fue muy natural formar este grupo con la visión de hacer canciones originales y mezclar con otros géneros para hacerlo más genuino y así crear una extensión de los que somos. Para nosotras es más genuino hacer fusión que mantener un grupo tradicional.


¿Cómo influye el hecho de que el grupo haya surgido en Nueva York?

Mucho, porque Flor de Toloache es un reflejo de lo que sucede en Nueva York con la diversidad y la fusión de culturas. Nosotras reflejamos eso y fusionamos la música, obviamente con mucho respeto por la tradición. Empezamos tocando repertorio tradicional y poco a poco partimos hacia otros rumbos. Fuimos incorporando nuestras propias canciones y las fusiones que hacemos hoy en día.


¿Sienten que el grupo es un ejemplo para las jóvenes latinas?

Yo diría que lo más lindo de lo que estamos haciendo es escuchar las historias de la gente que nos dice que se identifica con nosotras y con nuestra música. Especialmente la generación de personas de ascendencia mexicana que se ha criado en Estados Unidos y se identifica con nosotras porque hacemos fusión.


Ellos son una fusión y nosotras también, porque no nos criamos en los países de nuestros padres, entonces es muy lindo escuchar que alguna gente le ha inspirado nuestra trayectoria por el simple hecho de que somos mujeres y hemos llegado muy lejos. También inspiramos en las nuevas generaciones la idea de que sea más común que haya un grupo de puras mujeres, que ya no sea tabú o algo exótico, sino algo natural; que solo se vea como un grupo de profesionales de la música.


¿Alcanzan a muchos públicos?

Sí. Es muy lindo que nuestra música transporte a la gente a su país de origen, a su familia, como es el caso de los mexicanos, y por otra parte hay mucha gente que no había escuchado mariachi y le emociona nuestra música. Hay diferentes conexiones con el público, es algo que va más allá de lo que uno se imagina como artista y que es conectar con todo tipo de gente, todo tipo de culturas. Uno ve el poder que tiene la música porque trasciende culturas.


¿Hubo muchos escollos en el camino?

¡Sí, definitivamente! Antes de empezar Flor de Toloache, Shae Fiola (una de las integrantes originales del grupo) y yo teníamos nuestras carreras individuales y estábamos establecidas en Nueva York. Como era un concepto único, por ser el primer mariachi femenino en Nueva York, una ciudad tan importante y progresista, cuando empezamos el grupo pensamos que iba a pegar rápido, pero no fue así.


Éramos músicos independientes y ni siquiera teníamos acceso a la ropa de mariachi, además de que no contábamos con el apoyo de la comunidad de este género. Por eso nos costó mucho trabajo empezar, así como conseguir chicas que se comprometieran con el proyecto. Empezamos desde cero, pues algunas de ellas nunca habían tocado música de mariachi, pero se enamoraron del proyecto, de la tradición y de la cultura.


Mireya Ramos

Multinstrumentista

Cantante, violinista, compositora, guitarrista, ejecutante del guitarrón, arreglista y productora, fue integrante del Coro de Niños de San Juan, en Puerto Rico. De formación clásica en el violín, en Nueva York inició su carrera a los 17 años tocando lo mismo con mariachis que con grupos de salsa, merengue, hip-hop y jazz.


Además de Flor de Toloache, está al frente del grupo de jazz latino Movimiento y de 809 Ladies, banda de merengue-jazz integrada solo por mujeres. Ha colaborado con artistas de géneros tan diversos como Chrissie Hynde, Chucho Valdés, Eddie Palmieri, Making Movies, Natalia Lafourcade, Lila Downs, Café Tacvba y otros.

34 vistas0 comentarios