Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/68
  • Zector 51

Finanzas personales: Puntos que debes tomar en cuenta antes de mudarte con tu pareja


Cuando una relación amorosa ya está plenamente asentada y se quiere dar un siguiente paso, lo ideal es comenzar a vivir juntos, lo cual implica no solo consolidar el nidito de amor, sino también considerar los gastos y su equitativo reparto.


La idea de ir a vivir juntos que también ambos se sientan cómodos con el lugar en el que van van a estar y si es que este será un lugar rentado o comprado, todo dependiendo de sus finanzas personales, que ahora serán de pareja.


Si piensas mudarte a vivir con tu pareja, te dejamos algunas recomendaciones que debes tomar en cuenta.


Revisen sus deudas

Si el estrés financiero, perjudica tu salud y bienestar, imagina qué hará con tu relación. Por esto, antes de dar el paso y vivir juntos es importante que sean honestos y digan cuál es su situación en el Buró de Crédito.


Por mucho amor que haya entre ustedes, eviten contraer deudas que sepan que no pueden pagar o estén fuera de sus posibilidades.


Consideren el pago de mantenimiento y servicios

Vivir en pareja no solo es cubrir el alquiler mensual. También hay gastos extra como el del mantenimiento y los servicios. Por esta razón, primero pregunten en administración tres cosas:

• Cuánto es de mantenimiento • Si hay cuotas extraordinarias • Si los vecinos son morosos

Respecto a los servicios, lo ideal es que los básicos o indispensables representen 50 por ciento de sus ingresos. De ese porcentaje, 30 por ciento lo destinen a la vivienda y 20 al ahorro.


Analicen el entorno

El objetivo de vivir juntos es que estén contentos, cómodos y en paz. Por esta razón, aunque hayan encontrado una propiedad que puedan pagar, es importante que el entorno residencial se adapte a lo que buscan.


Recuerden que van a pasar mucho tiempo juntos, así que elijan una vivienda de acuerdo a sus hobbies, a su tipo de trabajo y a sus planes a futuro. Para esto, revisen que la infraestructura, servicios y amenidades cubran sus necesidades.


Busquen un aval

Un aval es la figura que opera como garantía en caso de que como inquilinos no puedan pagar el monto acordado en el contrato. Si tienen un familiar o amigo que sea dueño de una propiedad, pueden solicitarle que sea su aval.

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo