Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/68
  • Zector 51

Estudio sugiere que los pulpos cambian de color mientras duermen debido a los sueños


Aunque aún hay misterios sobre el comportamiento de los animales, la ciencia continúa trabajando para poder dar respuesta incluso a los más descabellados o poco comunes, como el más reciente sobre el sueño en los pulpos y es que cada estudio podría resolver otras incógnitas.


Uno de los más recientes estudios realizados en Brasil, señala que el cambio de color en los pulpos mientras duermen podría tratarse de sueños, algo que hasta el momento había sido descartado pues se pensaba que estos animales no hacían esta actividad al dormir.


Los investigadores que participaron en el estudio, publicado en iScience, señalan que éste tiene implicaciones para la evolución del sueño y podrían revelar que los pulpos experimentan algo similar a los sueños mientras duermen.


Científicos habían señalado que sólo los mamíferos y las aves tenían estados de sueño, pero este estudio sugiere que los pulpos también experimentan un estado similar al REM en la sepia, un cefalópodo pariente del pulpo.


Sidarta Ribeiro, autora principal del Instituto del Cerebro de la Universidad Federal de Río Grande do Norte en Brasil, indicó que la teoría anterior los llevó a preguntarse si lo mismo podrías presentarse en los pulpos: “Tienen un sistema nerviosos más centralizado de todos los invertebrados y se sabe que tienen una alta capacidad de aprendizaje”.


Estudio sobre el sueño de los pulpos

El método de los investigadores fue realizar grabaciones de los pulpos en un laboratorio y descubrieron que durante el “sueño tranquilo” los animales se encentaban quietos y con una piel pálida, así como pupilas contraídas en una hendidura.


Mientras que durante el “sueño activo” los pulpos cambiaron dinámicamente de color y la textura de su piel. Además de que movieron los ojos mientras contraían sus ventosas y su cupoer con espasmos musculares.


“La alternancia de estados de sueño observada en el pulpo insularis parece bastante similar a la nuestra, a pesar de la enorme distancia evolutiva entre cefalópodos y vertebrados, con una divergencia temprana de linajes hace unos 500 millones de años", señala Sylvia Medeiros autora y estudiantes de posgrado del Instituto del Cerebro de la Universidad Federal de Rio Grande do Norte.


Medeiros señala que no es posible saber si realmente los pulpos sueñan, pero se sabe que experimentan algo similar, pues los estudios sugieren un estado del “sueño activo”, que es cuando los humanos sueñan más. Indico que de hacerlo, es posible que sean poco duraderos, apenas algunos segundos o un minutos, y son como pequeños clips.

13 vistas0 comentarios