Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/68
  • Zector 51

Estrella de mar: características, reproducción y taxonomía


¿Cuánto sabes acerca de las estrellas de mar? Estos asombrosos invertebrados esconden numerosas características y hábitos que los convierten en uno de los grupos de organismos marinos más interesantes y curiosos.


Con más de 1.500 especies distribuidas por los océanos de todo el mundo, las estrellas de mar habitan sobre diferentes sustratos marinos a lo largo y ancho del planeta, desde fondos oceánicos, tanto arenosos como rocosos, hasta en los coloridos y biodiversos arrecifes de coral. Además, gracias a contar con pocos depredadores, las estrellas de mar abundan y proliferan con facilidad en el hábitat en que se encuentren.


Las estrellas de mar (Clase Asteroidea) son uno de los animales invertebrados más característicos de los ecosistemas marinos. Entre las principales características de las estrellas marinas podemos destacar:

  • La simetría de las estrellas de mar es pentarradial, presentando un disco con forma de pentágono en el centro y, generalmente, cinco brazos de diferentes longitudes según la especie. Además, hay especies que tienen muchos más brazos.

  • Las estrellas marinas son animales que no tienen cerebro. Descubre a más Animales son cerebro en este otro post.

  • Existen estrellas de mar de diferentes colores, tanto amarillas, naranjas y rojas, como azules, marrones y grises.

  • La superficie o piel de las estrellas de mar es calcificada y muy resistente, lisa o rugosa, presentando a veces algunos gránulos o incluso espinas y se caracteriza por estar cubierta de numerosas placas superpuestas.

  • La respiración de la estrella de mar se lleva a cabo mediante una simple ósmosis que apenas supone un gasto energético al animal, de forma que tanto el oxígeno como el anhídrido carbónico disueltos en el agua entran al organismo (mediante el madreporito, un agujero situado en la cara posterior que permite la entrada de agua). Posteriormente, el intercambio gaseoso se realiza gracias a la ayuda de diversas estructuras con función respiratoria, como las branquias dérmicas de las pápulas y los pies tubulares.

  • Otra de las características más representativas de las estrellas de mar es su peculiar patrón de crecimiento indefinido y su asombrosa capacidad de regeneración. Cuando sufren la disección o rotura de alguno de sus brazos, estos son reemplazados y regenerados rápidamente por otros brazos que genera el propio disco central de su anatomía. Sin embargo, si un brazo roto se ha aislado del resto del organismo, es capaz de cicatrizar su herida y permanecer vivo durante varias semanas, aunque finalmente acabará muriendo al agotar sus propias reservas energéticas. Existe un curioso caso que supone la excepción a este fenómeno, son las estrellas de mar del género Linckia, cuyos brazos rotos y aislados son capaces de regenerar su propio disco central y los cuatro brazos restantes.

Taxonomía de la estrella de mar

La taxonomía de la estrella de mar, es decir, su clasificación en base a su historia biológica evolutiva, las localiza dentro de la clase de los asteroideos, pertenecientes a su vez al extenso filo de los equinodermos al que pertenecen también los famosos erizos de mar (clase equinoideos) y las holoturias o pepinos de mar (clase holoturoideos).

Es importante diferenciar a los asteroideos de la clase de los ofiuroideos, pues a veces se denominan estrellas de mar a especies de las ofiuras, mientras que estas presentan ciertas características que les confiere un grupo taxonómico diferente y adoptan el nombre común de estrellas serpiente en muchos rincones del planeta.

La taxonomía de las estrellas marinas es:

  • Dominio: Eukaryota

  • Reino: Animalia

  • Superfilo: Deuterostomia

  • Filo: Echinodermata

  • Subfilo: Eleutherozoa

  • Clase: Asteroidea

Veamos en los próximos apartados más características y tipos de estrellas de mar que existen para aprender a diferenciarlas y conocerlas con más detalle. Así que si quieres ampliar la información sobre la taxonomía de las estrellas de mar, encontrarás información sobre los tipos más adelante, pues tras la Clase es el siguiente escalón en la clasificación taxonómica.


Dónde vive la estrella de mar y de qué se alimenta

En este apartado ampliamos las nociones sobre las características de estos animales marinos:

Dónde viven las estrellas de mar El hábitat de la estrella de mar son las aguas oceánicas de todo el mundo, desde el Atlántico al Pacífico, así como por el Índico e incluso por los océanos Ártico y Antártico. Además, es fácil encontrarlas a diferentes profundidades, por lo que su abundancia y representación dentro de los ecosistemas oceánicos es bastante amplia. A veces, se encuentran en zonas intermareales próximas a las costas, mientras que otras especies de estrellas de mar habitan a grandes profundidades e incluso en las zonas abisales, superando los 6.000 metros de profundidad.

Qué comen las estrellas de mar En cuanto a la alimentación de la estrella de mar, estas se caracterizan por ser animales oportunistas, es decir, se adaptan a los alimentos que puedan obtener independientemente de si se trata de animales, plantas u otros organismos, aunque sus presas favoritas son los invertebrados bentónicos. Suelen seguir un modo generalizado de ataque a sus presas animales, las cuales digerirán posteriormente, de forma intraoral o extraoral (mediante el empleo de un estómago revertido con mucosidades). En otras ocasiones optan por alimentarse simplemente de diferentes partículas en suspensión.


Cómo se reproduce la estrella de mar

Con ciclos de vida de gran complejidad, la reproducción de la estrella de mar puede llevarse a cabo tanto a través de la reproducción sexual (con intercambio de material genético con otro organismo del sexo opuesto de la misma especie) como por reproducción asexual (sin intercambio genético ni la necesidad de otro individuo para reproducirse).

En este último caso, destaca el curioso proceso de fisiparidad mediante el que algunas especies de estrellas de mar (como la especie mediterránea Coscinasteria tenuispina) pueden dividir su cuerpo en dos mitades (a partir de una fisión espontánea), cada una de las cuales será capaz de regenerar el resto de su organismo (disco central y brazos) por sí misma.


Asimismo, como hemos mencionado antes, el género Linckia también puede desprender sus brazos y estos por sí mismos son pueden regenerar su propio disco central así como los cuatro brazos restantes. Esto también pueden hacerlo los brazos que se han roto o cortado por un accidente o ataque.

Así, aunque hay dos sexos diferenciados, algunas estrellas de mar son hermafroditas. Aquí puedes descubrir información útil sobre los Animales hermafroditas: reproducción y ejemplos. A continuación ofrecemos dos esquemas de la reproducción de las estrellas de mar.


Cómo se desplazan las estrellas de mar