top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

Esta es la verdadera ubicación del Tesoro de Moctezuma, ¿está en México?


El capítulo de la conquista del imperio mexica a manos de la comitiva encabezada por Hernán Cortés en el lejano y fatídico siglo XVI, trajo consigo una serie de historias sangrientas que marcaron el rumbo del México actual.


Sin embargo, algunas otras crónicas enigmáticas también lo hicieron, tal como la del tesoro de Moctezuma, un botín, que según los evangelizadores españoles, era inmenso e invaluable.

Este es considerado como uno de los más grandes tesoros perdidos de la antigüedad y su descubrimiento llevó a uno de los momentos más oscuros en el México prehispánico; pero, ¿qué pasó con él?


La llegada de Cortés a México

A su llegada a México, Hernán Cortés, acompañado de unos 400 soldados españoles, desembarcó en la isla de Santa Cruz, ahora conocida como Cozumel. Avanzaron hacia la costa de Yucatán y luego se dirigieron hacia Tabasco, Tlaxcala y Puebla, donde notó que el territorio era poseedor de grandes tesoros y riquezas naturales; nada como lo que había visto en la llamada ‘Madre Patria’.


Poco tiempo bastó para que el emperador de México-Tenochtitlán, el tlatoani Moctezuma, se enterara de la presencia de personas extrañas en el territorio y, para proteger a su gente de una posible amenaza, buscó frenar la llegada de los españoles a la capital del imperio mexica enviando piedras preciosas o piezas hechas de oro. Pero en lugar de detener a Hernán Cortés, los regalos causaron curiosidad en él, sabiendo que habría más tesoros por descubrir.


El 8 de noviembre de 1519, Cortés y su ejército llegaron a México-Tenochtitlán, recibidos por Moctezuma y se alojaron en el palacio de Axayácatl (que se encontraba en lo que hoy es el Monte de Piedad en el Centro Histórico), lugar donde decidieron montar un altar cristiano.


Descubrimiento del Tesoro de Moctezuma

La compañía española entonces pusieron manos a la obra y comenzaron a construir el altar. Fue en ese momento que un carpintero notó una puerta oculta dentro del Palacio; al abrirla e indagar, se encontró con el magnífico tesoro.


Tal y como lo narra el conquistador Bernal Díaz del Castillo describe en ‘La Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España’, el ejército español quedó asombrado por ver tantas y tantas riquezas; desde objetos de oro como aretes, escudos y diamantes, hasta los maravillosos tocados de plumas de aves preciosas.


Luego de descubrir el tesoro, Cortés hizo prisionero a Moctezuma y el oro encontrado por los españoles fue fundido y convertido en barras para transportarlo más fácilmente.


La matanza de Tóxcatl y la Noche Triste

Poco después del impactante descubrimiento, Cortés abandonó la capital del Imperio Mexica para combatir contra Pánfilo de Narváez, enviado para capturar al conquistador por desobedecer órdenes del entonces Gobernador de Cuba, Diego de Velázquez.


Cortés salió victorioso y regreso a México-Tenochtitlán para encontrarse con una rebelión de los aztecas, que fue originada por el asesinato de cientas de personas que los españoles cometieron en el Templo Mayor. A aquel episodio se le conoce como la matanza de Tóxcatl.


Para intentar calmar al pueblo, el conquistador trató de aliarse con Moctezuma; sin embargo, los indígenas, decepcionados de su emperador, lo mataron a pedradas. Los mexicas entonces se enfrentaron con el ejército español y lograron derrotarlos en la conocida Noche Triste. Cortés intentó huir con el tesoro, pero fue detenido y lloró, desconsoladamente en el árbol que actualmente se encuentra en la calzada México-Tacuba.


La desaparición del tesoro

Tras la muerte de Moctezuma, Cuauhtémoc fue elevado al poder y al notar que las riquezas de la gran capital azteca era codiciado por las fuerzas españolas, decidió deshacerse de ellas antes de que la ciudad cayera por completo. Cortés torturó y quemó los pies del último tlatoani, exigiendo que revelara en dónde había quedado el tesoro. El emperador confesó que lo había arrojado al lago que rodeaba México-Tenochtitlán y tras su muerte, nada se volvió a saber de él.


El destino del gran tesoro mexica

¿Qué ocurrió con las riquezas que intentaron robar los españoles? Las respuestas son vastas; algunos aseguran, tal como la historia lo cuenta, que quedó perdido en las profundidades de las aguas de nuestro país, pero otras teorías sugieren que terminó muy lejos del centro de México; aunque sean remotas y extrañas, algunas apuntan al estado de Utah en Estados Unidos.


A principios del siglo XX, un hombre estadounidense llamado Freddy Crystal visitó nuestro país y dijo haber encontrado un mapa que mostraba el camino hacia donde unos pocos guerreros mexicas huyeron para esconder piezas del invaluable tesoro. Fue entonces que decidió comenzar su expedición, asegurando que el destino final era una cueva en las montañas cercanas al pueblo de Kanab, Utah.


Pero tras un par años de excavaciones e investigaciones, el tesoro nunca fue encontrado; Crystal abandonó su misión y desapareció del ojo público..


No fue hasta el 13 de marzo de 1981 que un hombre encontró una barra de oro de aproximadamente dos kilos a cinco metros bajo tierra a un costado de la alameda central en la Ciudad de México. Los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia dieron a conocer que aquel pedazo del precioso metal fue fundido entre 1519 y 1520, por lo que, es muy probable que haya pertenecido al misterioso tesoro de Moctezuma.


Tras el terremoto de 2017; algunos edificios del centro histórico de Tlaxcala cayeron y tras una serie de excavaciones para resarcir los daños, un albañil encontró una pieza de oro en las profundidades; las autoridades notaron que el descubrimiento podría haber sido un indicio de más riquezas y siguieron con la investigación; hallaron 44 cofres de madera con figurillas prehispánicas, telas, metales y otros ornamentos, que se presume, pudieron haber pertenecido al inmenso botín de Moctezuma.


Hasta el momento, la ubicación exacta del tesoro sigue siendo un misterio; sin embargo, los cazadores de historias como esta e investigadores siguen trabajando para dar con él.

126 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page