• Zector 51

Encuentran un “dragón de mar” prehistórico


Una nueva especie ha sido encontrada e identificada por un grupo de científicos, el cual ha sido bautizado como un “dragón de mar” y aseguran pudo bucear en lo más profundo del océano hace unos 150 millones de años.


Se determinó que esta nueva especie encontrada pertenece a los ictiosaurios, un reptil acuático conocidos por ser depredadores marinos aerodinámicos, mismos que pertenecieron al Jurásico tardío según indica el estudio publicado por la paleontóloga Megan L. Jacobs en la revista Plos One.


Los ictiosaurios eran parecidos a los lagartos terrestres, mismos que evolucionaron a criaturas marinas muy parecidas a los tiburones o delfines según han indicado los fósiles encontrados. Las extremidades se convirtieron poco a poco en aletas largas o anchas.


Los restos del “dragón de mar” se encontraron en un depósito marino cerca del Canal de la Mancha en Dorset, Inglaterra siendo precisamente los ictiosaurios de esta región extremadamente raros que han sido estudiados por al menos 200 años, según indica la autora en su estudio.


Según apunta Jacobs, el ictiosaurio es lo suficientemente raro y único para ser de su propia especie y género por lo que, al hallarlo casi de inmediato reconocieron que se trataba de algo nuevo; sin embargo, les tomó alrededor de un año en realizarle pruebas exhaustivas junto con todos los ictiosaurios del Jurásico tardío sólo para asegurarse que se trataba de esta especie.


Descubrimiento del “dragón de mar”

Este ictiosaurio o dragón de mar fue descubierto en 2009 por un coleccionista de fósiles llamado Steve Etches MBE tras un derrumbe de acantilado en la costa; desde entonces, el “dragón de mar” se ha expuesto en el Museo de la Vida Marina Jurásica de la Colección Etches en Kimmeridge, Dorset.


Ante esto, se le nombró al “nuevo descubrimiento del dragón de mar” de manera oficial como Thalassodraco etchesi que significa “dragón del mar de Etches”


“Una idea es que podría ser una especie de buceo profundo, como los cachalotes. La caja torácica extremadamente profunda puede haber permitido pulmones más grandes para contener la respiración durante períodos prolongados, o puede significar que los órganos internos no fueron aplastados a presión”


La paleontóloga también especifica que el “dragón de mar” encontrado tenía ojos increíblemente grandes, lo cual le permitió a esta nueva especie de ictiosaurio ver bien con poca luz, lo cual podría significar que buceaba en lo más profundo del océano donde no había luz o bien, pudo haber sido nocturno.

2 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram