top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

Elvis: el último video con el que "El Rey" pasó a la posteridad


El llamado rey del rock, Elvis Presley, fue y sigue siendo un verdadero icono de la cultura popular y de la música en todo el mundo, amado por generaciones enteras y millones de personas, tuvo un final muy triste y en completa soledad a pesar de estar rodeado de gente.


El nacido en Memphis, vivió muy rápido y culminó una vida de éxitos y excesos tan sólo a los 42 años de edad, comprometido de salud, solo, deprimido y sin la cercanía de sus dos más grandes amores, su esposa Priscila y su hija Lisa-Marie Presley, quienes tuvieron que poner tierra de por medio ante lo sombría de la vida que en ese momento (mediados de los 70) les ofrecía el único e irrepetible Rey del Rock.

El cantante de éxitos como “Suspicious Minds”, “I can't falling in love” o “My way”, se separó de su esposa e hija para continuar con su carrera artística, algo que tenía que hacer obligado por las deudas y por compromisos adquiridos previamente.


Esto generó en Elvis una profunda depresión que lo llevó a la ingesta de medicamentos combinados con alcohol y quizá otras sustancias, lo que le produjo en poco tiempo una obesidad inaudita para un tipo que siempre gozó de una figura envidiable para su público.

Ese cambio también produjo que los fans y seguidores dejaran de apreciar su talento al verlo derrotado y con pocas ganas de ofrecer actuaciones a las que los tenía acostumbrados.


Fue entonces que llegó el día en que Elvis apenas podía sostenerse en el escenario, con una actuación discreta y poco espectacular, el rey se despidió no sólo de sus fans sino de este mundo, y sin saberlo ofreció una muestra de pundonor y amor a su profesión, que quedó plasmada para la posteridad.


Presley visiblemente cansado y con dificultad para sostenerse, pidió a su público silencio ya que tenía un tema nuevo que ofrecerles y para ello requería de su ayuda, se sentó frente al piano y recibió la ayuda de su guitarrista para sostener el micrófono mientras tocaba y cantaba, fue entonces que la magia del rey apareció por última vez.


Elvis interpretó su propia versión de “Unchained Melody”, misma que es considerada por millones de personas en todo el mundo, como la mejor versión del tema de los Righteous Brothers, con una voz poderosa y sutil como en sus mejores tiempos, atrapó a la audiencia que volvió a mirar al escenario al gran rey como no lo había hecho antes.


Elvis visiblemente cansado y sudando, ofreció su última actuación en un escenario y el público lo retribuyo con los aplausos, pocos imaginaban que un mes y medio después, la vida del cantante se extinguiría para siempre, dejando un legado insuperable hasta nuestros días.

128 visualizaciones0 comentarios
bottom of page